Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Cómo evitar los peligros de IoT en la oficina (I)

  • Noticias y Actualidad

oficina empleados

No pasa ni un día sin que oigamos una nueva historia de filtración de datos o riesgo de seguridad debido a la configuración incorrecta los dispositivos, y estos mismos riesgos existen en la oficina. El informe 'Seguridad del IoT' de Canon ofrece unos consejos para lograr una oficina conectada más segura.

Internet de las cosas (IoT), los macrodatos y el cibercrimen han estado en el candelero de las noticias más recientes. Muchas de estas noticias se han enfocado en los peligros de la IoT para los consumidores, pero cada vez más empresas se están viendo afectadas. ¿Por qué existe este problema? En parte, se debe a la falta de apreciación de que los dispositivos de oficina también son IoT, que contienen grandes cantidades de datos de la empresa y están conectados a la red, y por tanto podrían poner los datos de la empresa a merced de quienes quisieran quebrantar la seguridad. Se deben tomar medidas para evitar las amenazas externas, pero también los riesgos internos de errores o sabotaje deliberado.

Aunque la transformación digital sigue siendo una de las tendencias de las que se habla más en las empresas y consejos de administración, la mayoría de las empresas aún dependen de la impresión en papel. Con este panorama, equilibrar costes, complejidad y protección es un reto continuo. Es el momento de considerar cómo afrontar los retos de seguridad en las oficinas conectadas a la IoT. El informe ‘Seguridad del IoT’ de Canon examina el panorama de seguridad de la actualidad y los pasos que las organizaciones tienen que dar para aumentar la seguridad en sus oficinas y proteger su negocio del futuro.

Según la Global Economic Crime Survey, el 32% de las empresas fueron víctimas del cibercrimen en 2016.  El robo o pérdida de información tiene repercusiones significativas para la empresa. Dado que las consecuencias pueden ser económicas, como posibles multas por incumplimiento de la ley, o dañar la reputación de la empresa, no es de extrañar que el 80% de los directores piensen actualizar sus políticas de seguridad de los documentos en los próximos 1 o 2 años.

Aunque existe la tendencia a centrar la gestión de la seguridad de la información en los ordenadores y procesos en línea, es importante destacar que la información valiosa está por todas partes en la oficina moderna. Por ejemplo, a menos que se gestione de forma apropiada, el equipo de oficina, como las impresoras, puede representar uno de los objetivos más fáciles en las oficinas modernas y cada vez se lo reconoce más como uno de los puntos débiles de mayor importancia en la seguridad de la empresa. ¿Y si su impresora fuera un punto débil en la seguridad? He aquí unas claves para evitarlo:

Robo y fisgoneo. Para evitar que nadie recoja un documento de la impresora que pertenece a otra persona, asegúrese de que el software de impresión y escaneado funcione de forma efectiva para controlar la publicación de documentos confidenciales.

Cambio no autorizado de las opciones. Si las opciones y controles de su impresora no están seguros, cualquiera podría, de forma intencionada o no, alterar o redirigir los trabajos de impresión, abrir copias de documentos guardados, o cambiar la configuración de la impresora a la que traía de fábrica y borrar todas sus opciones personalizadas, lo que podría hacerle malgastar su tiempo y comprometer la seguridad.

Almacenamiento interno. Si su impresora tiene una unidad interna, puede almacenar trabajos de impresión y escaneado, copias y faxes. Cuando se restaura la impresora debido a razones empresariales legítimas, como cambio de dueño, o robo, se pueden recuperar los documentos guardados.

Espionaje en el tráfico de impresora de red. Los hackers pueden espiar el tráfico de la red y capturar documentos que se envían desde los ordenadores a la impresora si no se cifran de forma adecuada.

Hackeado de la impresora. Los modelos de impresora más antiguos no están protegidos con contraseñas ni tienen funciones de seguridad por lo que hackearlas es una tarea bastante sencilla. Los dispositivos multifuncionales modernos son mucho más que simples impresoras y copiadoras. También son escáneres y hubs de comunicaciones sofisticados, que pueden ofrecer a los usuarios no autorizados la oportunidad de escanear incluso documentos confidenciales y enviarlos por correo electrónico a cualquier otra persona.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Canon.