Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Por qué incluir una impresora de etiquetas en tu día a día laboral

  • Noticias y Actualidad

Brother impresora etiquetas

La impresión de etiquetas está cada vez más extendida en el mundo de los negocios. Gracias a la tecnología térmica directa, estos equipos han ido reduciendo cada vez más su tamaño, y no necesitan de tinta ni tóner. Es el caso de la QL-820NWB de Brother, una impresora de etiquetas con WiFi, Red cableada, Bluetooth MFi e impresión a negro y rojo.

Las impresoras de etiquetas representan unas herramientas fundamentales para facilitar el trabajo de identificación y señalización en sectores como los de la industria alimentaria, centros sanitarios y laboratorios, gestión de congresos y eventos, y todo tipo de oficinas y comercios, aportando una imagen profesional a los clientes. Estos requerimientos se materializan en la impresora de etiquetas profesional QL-820NWB de Brother, un equipo con multiplicidad de usos, desde la impresión de tarjetas de visita, impresión de etiquetas para almacenes, etc. Todo ello desde cualquier lugar de la oficina o fuera de ella, gracias a su conexión con redes LAN, WiFi o Bluetooth, que permiten imprimir desde cualquier dispositivo móvil.

La impresora QL-820NWB, con tecnología de impresión térmica directa, ofrece a los usuarios la opción de personalizar sus etiquetas gracias a la posibilidad de imprimir en negro y rojo, lo que permitirá destacar los detalles más importantes, y generar un mayor impacto en el negocio, convirtiéndose en una opción muy válida para diferentes actividades tan habituales como destacar descuentos, hacer las ofertas más atractivas, captar la atención del público, etc.

Para aquellos que tengan que imprimir una serie de etiquetas predeterminadas, ya diseñadas, la memoria que incluye el equipo permite almacenar hasta 255 plantillas de etiquetas, que hará posible ejecutar una impresión autónoma sin necesidad del ordenador. Y podrá realizarse de una forma muy rápida, gracias a la velocidad de impresión que llega hasta las 110 etiquetas por minuto, con una anchura máxima de 62 mm y corte de cinta automático, lo que facilita la creación de etiquetas con tamaño personalizado.

Por otro lado, el software profesional de edición y diseño descargable, Ptouch Editor 5, también ayuda en la distinción de las etiquetas, pues permite añadir símbolos y logos a las mismas, entre otras funcionalidades, además de la impresión de códigos de barras en 1D y 2D, conexión a bases de datos, Excel y otros documentos.

En resumen, las impresoras profesionales de la serie QL-8 son una solución muy completa que satisfacen multitud de necesidades para los usuarios que demanden flexibilidad y versatilidad. Estos equipos se caracterizan por la garantía de sus resultados y constituyen una forma de identificar mejor a tu negocio, asegurando un ahorro en los tiempos de producción y de costes.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.

TAGS Impresión