Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria del papel invierte en innovación y renovación tecnológica

  • Noticias y Actualidad

papel

Con casi novecientos millones de euros de inversión en los tres últimos años y unas inversiones previstas para 2018 de cerca de quinientos millones adicionales, la industria papelera española está redirigiendo su producción hacia papeles con gran potencial de crecimiento, como los papeles para envases y embalajes y los papeles especiales.

Con un incremento del 3,8% sobre el año anterior, la facturación del sector  del papel en 2017 ascendió a 4.401 millones de euros, y los 479 millones de euros de inversión previstos para 2018 suponen más del 10% de la facturación. Se trata de inversiones dirigidas fundamentalmente a incrementos de capacidad y a innovación y renovación tecnológica, para lograr un mejor posicionamiento en un nuevo escenario, con nuevos hábitos de consumo, definidos fundamentalmente por la creciente demanda de bioproductos y la economía digital, que ha transformado el consumo.

La creciente demanda de bioproductos supone para el sector papelero una clara oportunidad. La economía circular y la bioeconomía son los nuevos paradigmas que orientan las decisiones del consumidor y pocos productos como el papel pueden cumplir satisfactoriamente con los requisitos que ambos plantean. Y en cuanto a la trasformación de los hábitos de consumo que supone la economía digital, pese a que el auge de la prensa digital ha hecho mella en la difusión de la prensa en papel, el comercio digital es una clara oportunidad para los envases y embalajes de papel, que son renovables, reciclables y biodegradables.

En el pasado ejercicio 2017 las 68 fábricas papeleras españolas produjeron 6.217.800 toneladas de papel, cifra similar a la del año anterior. La producción de papel prensa y papeles gráficos descendió un 10,7%, mientras que los papeles para embalajes y los papeles especiales crecieron. La producción de cartón estucado se incrementó el 12,2% y los papeles para cartón ondulado, si bien experimentaron un crecimiento más modesto (2,9%), marcan máximo histórico rozando los tres millones de toneladas.

Los papeles para embalajes suponen ya el 61% de la producción. Tienen una demanda fuertemente creciente y una gran proyección de futuro, como consecuencia del auge del comercio electrónico y de que el papel por sus características ambientales está sustituyendo a otros materiales de embalaje.

La producción de papeles especiales se incrementó el 9,7%. Estos papeles de alto valor añadido, para aplicaciones muy específicas (papeles decorativos, papeles de seguridad, papel autoadhesivo, papel metalizado…) representan ya el 8% de la producción española de papel.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: Epson, Brother y Canon.

TAGS Impresión