Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las impresoras son el eslabón perdido de la cadena de seguridad

  • Noticias y Actualidad

Canon MAXIFY

Teniendo en cuenta que las repercusiones de la filtración de datos con GDPR pueden ser graves, no es de extrañar que más del 50% los encuestados en el informe Office Insights de Canon estuvieran preocupados acerca de los documentos confidenciales que la gente deja en las impresoras y copiadoras.

Al revisar los requisitos de protección de datos que impone el nuevo Reglamento GDPR, es cada vez más claro que ya no es suficiente centrase en las soluciones de seguridad más conocidas como cortafuegos y software antivirus para garantizar el cumplimiento de la normativa vigente. Aunque se reconoce que los portátiles, móviles y otros dispositivos requieren seguridad, generalmente se pasa por alto que los periféricos, como las impresoras multifuncionales, pueden ser puntos de entrada potenciales para las amenazas de seguridad.

Para reducir las posibilidades de filtración de datos, la organización debe comprender los riesgos, su impacto e, incluso más importante, cuáles son los factores que pueden reducir o aumentar el impacto y el coste de una filtración de datos. En el estudio del Ponemon Institute ‘2017 Cost of Data Breach Study’, se cita que el coste medio de la filtración de datos fue de 3,07 millones en 2017, una cifra importante que ahora se eleva con GDPR.

Teniendo en cuenta que las repercusiones de la filtración de datos pueden ser graves, no es de extrañar que más del 50% los encuestados para el informe Office Insights 2017 de Canon estuvieran preocupados acerca de los documentos confidenciales que la gente deja en las impresoras y copiadoras. Pero la amenaza es real. De hecho, cerca de la mitad (un 47%) de los puestos directivos de EMEA son conscientes de los casos de pérdidas de documentos en la propia organización, y un 46% citó casos en que los empleados perdieron los documentos fuera de la empresa. Teniendo en cuenta que se considera que el 42% de los documentos contiene información confidencial o sensible, estas pérdidas seguramente tienen consecuencias.

Y es que, a pesar de todas las medidas que toman las empresas para garantizar la seguridad de los móviles, portátiles y redes empresariales, las impresoras representan el eslabón perdido de la cadena de seguridad. La mayoría de las impresoras multifunción almacenan datos electrónicamente en el caché. Sin la aplicación de medidas estrictas de seguridad, los hackers tienen la oportunidad de acceder a información del personal o del negocio que se mantiene en estos dispositivos.

Si una empresa tiene una impresora multifunción insegura, pone en riesgo la red completa con todos los dispositivos conectados a ella, ya que la hace vulnerable a los ataques maliciosos, a través de una puerta trasera invisible por la que pueden colarse los hackers para acceder a la red de la empresa.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Canon.