Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

¿Sabes calcular el TCO de tu impresora?

  • Noticias y Actualidad

pyme impresion

Cuando una empresa invierte en una máquina nueva, debe considerar cuál será el coste total de propiedad (TCO) para dicho equipo. Subestimar la inversión inicial puede convertir rápidamente esta tecnología beneficiosa en una carga. Brother te enseña a calcularlo para saber elegir la mejor opción.

Con demasiada frecuencia, las empresas dan por sentado que el coste de sus sistemas de impresión se limita a la adquisición de los equipos. Incluso pueden terminar comprando más de los que permite su presupuesto, porque no tienen en cuenta una serie de gastos continuos, entre los que destaca el coste de los consumibles. Para evitarlo es importante conocer cuál es el coste total del equipo durante su uso, y eso se logra calculando el TCO. En el caso de un equipo de impresión, sería la suma total del precio inicial del dispositivo más el coste de todos los consumibles que se van a utilizar durante la vida del mismo.

Para ilustrar cómo calcular el TCO, Brother pone un ejemplo: Juan, empresario autónomo, ha calculado que necesita imprimir 3.600 páginas durante 3 años, es decir, 100 páginas al mes y necesita adquirir un equipo que se adapte a sus necesidades de impresión y que sea lo más económico posible. Tiene ante sí dos opciones posibles: comprar el equipo más económico con consumibles estándar, o adquirir un el equipo más caro, pero con consumibles XL.

Si escoge la opción de comprar el equipo más económico con consumibles estándar, el coste del equipo será de 50 euros y el del consumible estándar de 10 euros, con una duración estimada de 200 páginas. Por tanto, si calculamos el TCO, será la suma del coste del equipo y de 18 consumibles, es decir, 230 euros.

Si escoge la opción de adquirir el equipo más caro, pero con consumibles XL, el coste del equipo será de 70 euros y el del consumible de 14 euros. Sin embargo, la duración de estos consumibles XL es de 400 páginas. Por tanto, si calculamos el TCO, éste se reduce a 196 euros, resultado de sumar el coste del equipo y de 9 consumibles.

Como se puede, a pesar de tener un coste más alto tanto en el equipo como en los consumibles, la segunda opción ofrece casi un 15 % de ahorro para las necesidades de impresión de Juan y, además, disfrutará de un equipo con mayores prestaciones.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.

TAGS Impresión