Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Por qué la impresión gana peso en plena era digital

  • Noticias y Actualidad

impresion usuaria

Aunque la era digital siga creciendo, la impresión seguirá teniendo su propio espacio, tanto a nivel profesional como particular. El hecho de que las impresiones sean algo tangible, generen confianza y permitan ser creativos, así como llegar a más público, son algunas de las claves que explican su atractivo.

Pese a que lo digital se está imponiendo en muchos sectores, la impresión sobre papel todavía mantiene una importancia creciente. La razón estriba en que la impresión y la digitalización no son rivales, sino que ambos se complementan y hacen posible la consecución de entornos de impresión modernos, eficientes y funcionales. Para entenderlo es necesario conocer las claves que hacen que la impresión no sólo haya mantenido sino incluso incrementado su valor en plena era digital, convirtiéndose en indispensable en todos los sectores y niveles. Estas son algunas de esas claves:

Las impresiones son algo tangible. A diferencia de lo que ocurre con los medios digitales las impresiones se pueden tocar e incluso sentir. Pero esto no es todo, lo que imprimimos normalmente se mantiene más tiempo en las manos de la persona, cliente o empresa a la que lo hemos entregado, y también es más visible, por lo que tiene un efecto superior al de los medios digitales.

La impresión es creíble. No significa que los medios digitales no lo sean, pero los documentos escritos transmiten una sensación de credibilidad extra, generan confianza y hacen que nos sintamos más cómodos con ellos, sobre todo cuando se trata de proyectos o contratos importantes.

Hablan de nuestra empresa. Las impresiones hablan de nosotros, nos permiten ser creativos y desarrollar libremente todo nuestro potencial y desarrollarlo libremente sobre el lienzo único que supone un papel. El formato digital es menos personal y no transmite ese toque único que tiene una impresión cuidada y de alta calidad, en la que se derrocha una profesionalidad plena que llega al cliente o a la empresa a la va dirigida.

Al imprimir llegamos a más público. Aunque casi todo el mundo tiene un equipo en casa con el que reproducir contenidos digitales, ya sea un PC, un tablet o cualquier otro dispositivo similar, la impresión en papel es más sencilla, todo el mundo puede disfrutarla al instante, sin problemas y sin necesidad de tener conocimientos especiales de ningún tipo.

La impresión atrae más y se aprovecha mejor. A la hora de leer o trabajar con documentos o proyectos es mucho más sencillo y cómodo hacerlo sobre papel que con formatos digitales, y no sólo eso, sino que dicho formato también resulta más atractivo para la mayoría de los usuarios.

El valor de la seguridad, la fiabilidad y la comodidad de la impresión. Trabajar con impresiones aporta un plus de seguridad muy importante, ya que con el panorama actual para ciertas empresas y profesionales puede ser más seguro tener documentos vitales en papel que en archivos almacenados en un disco duro. La comodidad también es clave, ya que al entregar documentos y proyectos impresos el cliente sólo tendrá que leerlos, sin preocuparse de si los archivos pueden llegar dañados o si el formato no es compatible con sus sistemas.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: Brother y HP.

TAGS Impresión