Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

¿Digitalización, evolución o transformación del puesto de trabajo?

  • Opinión

Eva Sanchez Caballero

En los dos últimos años estos términos han sido los auténticos protagonistas de casi todos los artículos relacionados con el mundo de los negocios. Sin embargo, desde Canon consideramos que hay que concretar y dimensionar estos conceptos y sobre todo dejar claro que en todo momento hablamos de un viaje, no de un destino.

Los negocios han evolucionado y en ocasiones se han transformado, adaptándose a las nuevas exigencias del mercado. El puesto de trabajo ha tenido una evolución indudable y contrastada en los últimos años. En un primer momento se habló de la necesidad de “digitalizar” el puesto de trabajo, entendiendo que se trataba de un objetivo orientado hacia una renovación puramente tecnológica. Tras valorar los primeros resultados se llegó a la conclusión de que la tecnología por si misma es una herramienta que actúa como impulsora de la evolución o de la transformación, pero que precisa de la evaluación y del análisis de los procesos internos de negocio, con el objetivo de valorar si es factible simplificarlos y optimizarlos, siempre teniendo el objetivo de lograr una mejora de la satisfacción de usuario, contribuir a su mejora productiva y proporcionar a las empresas los medios para centrarse en su “core” de negocio.

En una primera fase y tras valorar la viabilidad de la simplificación y plantear el objetivo de optimización, nos centramos en gestionar documentos e imágenes. A continuación, se inicia la fase para plantear la optimización de los procesos documentales y en un tercer nivel avanzar hacia la optimización de los procesos de negocio.

Las empresas tienen dos importantes retos a la hora de impulsar esta transformación y son básicamente culturales. En primer lugar, estamos absolutamente convencidos que cualquier proyecto implica en primer lugar a las personas, en segundo lugar, a los procesos y en tercer lugar a la tecnología.  Desde Canon nuestra recomendación se centra en trabajar de forma muy precisa la gestión del cambio, con una atención cuidadosa de cómo llevar a cabo la comunicación a los usuarios, de forma que puedan valorar los beneficios que supone esta evolución y puedan aportar su compromiso y su talento para hacer realidad este cambio. En segundo lugar, el reto es lograr hacer convivir dos formas de talento, uno más tradicional conocedor detallado de los procesos y otro más novedoso capaz de aportar nuevas ideas y nuevas vías de trabajo. Ambos son muy valiosos y las empresas deberían focalizarse en proporcionar los medios y la confianza necesarios para obtener los mejores resultados.

En Canon ponemos nuestros más de 80 años de experiencia y un gran equipo de profesionales a disposición de todas aquellas compañías que necesiten un socio tecnológico especializado que sepa escuchar y comprender a la vez que las pueda asesorar, guiar y acompañar en todas las etapas de sus procesos de evolución y transformación.

Eva Sanchez Caballero, Business Development Manager de Canon España