Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La impresión es una tecnología vital en el sector sanitario

  • Noticias y Actualidad

Impresion 3D

Casi tres cuartas partes de los profesionales sanitarios están utilizando nuevas tecnologías de impresión para alcanzar tasas de diagnóstico más precisas y reducir las tasas de mortalidad. Al ayudar a los pacientes a recuperarse más rápido, dichas tecnologías reducen los costes de atención médica y mejoran la calidad de vida.

El sistema sanitario español es ampliamente reconocido como uno de los mejores del mundo, con atención de alta calidad y tratamientos de vanguardia para prácticamente todos los ciudadanos. Pero estos sistemas están bajo una gran presión a medida que las poblaciones envejecen, las dolencias se vuelven más complicadas y los presupuestos se reducen. Para muchos administradores del sector sanitario, hacer un mejor uso de la tecnología es una forma crucial de hacer más con menos, y aquí es donde la impresión puede tener un impacto real.

Con las nuevas tecnologías de impresión ahora es posible imprimir medicamentos personalizados o prótesis personalizadas que se ajusten mejor a las necesidades individuales de los pacientes. Si alguien necesita una protesis de cadera, por ejemplo, podría ser escaneado para que la prótesis pueda ser impresa con una precisión milimetral, según las especificaciones exactas de su cuerpo, lo que ahorra tiempo y dinero.

Los pacientes pueden recibir un tratamiento más rápido y lograr una mejor calidad de vida. Los médicos pueden ofrecer tratamientos personalizados y limitar la probabilidad de que los problemas se exacerben. Al ayudar a los pacientes a recuperarse más rápido, las nuevas tecnologías de impresión reducen los costes de atención médica y mejoran la calidad de vida.

Los profesionales sanitarios consideran la impresión como parte integrante de sus esfuerzos para satisfacer las crecientes demandas de los pacientes. De hecho, según un reciente estudio, el 74% utilizan nuevas tecnologías de impresión para mejorar las tasas de diagnóstico y reducir las tasas de mortalidad. Por ejemplo, eso podría implicar la impresión en 3D a tamaño real de órganos humanos para hacer diagnósticos o practicar tratamientos antes de hacerlos de manera real.

Los profesionales esperan que esto se vuelva cada vez más común en los próximos años. El 46% cree que, sin invertir en impresión 3D, tendrán dificultades para satisfacer las necesidades de los pacientes en los próximos cinco años.

Además de estos desarrollos de vanguardia, los avances en la impresión también pueden ayudar de otras maneras. Las organizaciones de atención médica pueden generar considerables beneficios al digitalizar sus sistemas de administración, reduciendo el papeleo para ahorrar tiempo, reducir los costes y mejorar la seguridad de los registros de los pacientes.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: Brother y Canon.