Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La bandeja de impresión, un elemento clave al elegir equipo

  • Noticias y Actualidad

Brother bandeja

Cuando buscamos un equipo de impresión que se ajuste a nuestras necesidades, además de en el coste, nos fijamos en características como la velocidad de impresión, los consumibles o si tiene WiFi. Sin embargo, nos olvidamos de que de la bandeja de alimentación depende que no nos quedemos sin papel, entre otras cosas.

Posiblemente nunca te hayas parado a pensar en las múltiples opciones de equipos que hay según su bandeja de alimentación. Así, hay equipos con bandeja normal, doble bandeja, ADF o bandeja multipropósito, y todos cumplen su propósito. Entonces, ¿cuál elegir?

Como señala Brother, la clave está en si manejas varios tamaños o tipos de papel diferentes. En este caso, una sola bandeja te va a limitar mucho, ya que si tienes que imprimir en A3, por ejemplo, tendrás que quitar el papel A4 habitual, poner el A3 y cuando hayas acabado volver a poner el que estaba. Y si además sois varias personas usando el mismo equipo, te puede pasar que alguien se te adelante e imprima en el papel que tenías preparado. Frente a ello, con un equipo con doble bandeja tú decides si poner papel A4 en las dos bandejas o mitad A4 y mitad A3, o mitad papel normal, mitad papel reciclado.

Otro aspecto a tener en cuenta es la capacidad de la bandeja, lo que dependerá de la cantidad de documentos que imprimas. La capacidad que necesitas es aquella que te permite imprimir cómodamente los trabajos del día a día. Si imprimes poco, 100 hojas está bien, pero si imprimes todos los días de forma habitual o sois varias personas, la capacidad recomendada es de 250 hojas. Si el uso es intensivo, la capacidad recomendable sería de unas 500 hojas y a partir de ahí es aconsejable que el equipo permita la posibilidad de añadir bandejas de papel adicionales.

Por otro lado, la bandeja multipropósito es ideal para cuando necesites imprimir documentos que no son el tradicional folio. Es una bandeja diseñada para los papeles que no son admitidos en las bandejas habituales, como por ejemplo sobres, posters o etiquetas, lo que evita estar adaptando la bandeja normal para este tipo de papeles.

En algunos equipos de tinta podemos encontrar una bandeja fotográfica junto a la tradicional bandeja de entrada, pensada para imprimir con más facilidad fotografías de 10x15cm. La finalidad de estas bandejas es la de tener ambos formatos de papel apilados y utilizar uno u otro según nuestra necesidad. Simplemente, hay que empujar hacia adelante la bandeja fotográfica para hacer uso de ella, hacia atrás cuando queremos imprimir en A4.

Finalmente, si tu impresora es multifunción podrá tener un Alimentador Automático de Documentos (ADF), que permite escanear, copiar o enviar faxes de múltiples páginas rápida y fácilmente sólo con poner las hojas deseadas en el alimentador superior. Donde más se nota su operatividad es en los equipos con escáneres dúplex pues de una sola pasada, lee ambas caras de una hoja; y esto reduce muchísimo el tiempo empleado en el escaneado.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.

TAGS Impresión