Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La factura electrónica ahorraría cientos de toneladas de papel en España

  • Noticias y Actualidad

Contabilidad_factura_dinero

Si cada millón de facturas en papel precisa de 10.000 kg de madera, al pasar al formato electrónico, ese millón de facturas evita la tala de 56 árboles. Además, permite reducir y limitar las emisiones de CO2 a la atmósfera y la contaminación, así como para emplear la energía de manera mucho más eficiente.

Hay documentos que es necesario imprimir, pero las facturas no forman parte de ellos. De hecho, se recomienda el uso de la factura electrónica como una de las soluciones orientadas a reducir el calentamiento global, ya que permitiría limitar las emisiones de CO2 a la atmósfera y emplear la energía de manera mucho más eficiente.

Según SERES, cientos de toneladas de madera es el alto coste medioambiental que debemos pagar por emitir facturas en papel. Es conocido que el 90% de los residuos generados por las empresas vienen del alto uso del papel y el cartón. Si pensamos de forma individual una sola hoja claramente no significa nada, pero el uso de millones y millones en los procesos de facturación causa un gran daño, ya que contribuye al calentamiento global, a no reducir las emisiones de dióxido, a destruir el hábitat de numerosos animales, insectos y plantas. Además de necesitar generar más energía para la producción de papel.

La migración a un sistema de intercambio electrónico de documentos como la factura electrónica “es una de esas pequeñas cosas que se hacen grandes” según SERES. “Si cada millón de facturas en papel precisa de 10.000 kg de madera, al pasar al formato electrónico, ese millón de facturas evita la tala de 56 árboles. Esto es una contribución realmente importante a la salud del planeta”.

El intercambio electrónico de documentos también implica otros beneficios como la reducción de tiempo que se traduce en 335 años laborables y un ahorro económico que se sitúa en más de un millón de euros.

En la actualidad solo es obligatorio el uso de factura electrónica en nuestro país en la relación B2G y en las relaciones B2B de los subcontratistas de la Administración pública. A pesar de ello, gran parte del tejido empresarial español ha optado por implementar la factura electrónica en las relaciones B2B y B2C, además de la implantación obligatoria en las relaciones B2G. En 2017, 156,6 millones de facturas electrónicas fueron generadas en las relaciones B2G, B2B y B2C generando un ahorro medioambiental medido en 8.557 pinos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: Brother y HP.