Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Factores a considerar al contratar un renting de impresoras

  • Noticias y Actualidad

impresion oficina epson

Aunque tengas claro que el renting de impresión es lo que tu empresa necesita, hay algunos términos clave a la hora de valorar las opciones disponibles. En este sentido, capacidad y velocidad son dos pilares básicos en el rendimiento y la productividad de una impresora, de ahí la importancia de elegir aquella que ofrezca un equilibrio entre estos factores.

El renting de impresoras es la solución perfecta para cubrir las necesidades de impresión de cualquier empresa, sea del tamaño que sea. A cambio de una cuota mensual, una empresa de servicios de impresión pondrá a tu disposición las impresoras que mejor se adaptan a las necesidades de tu empresa, realizando su mantenimiento, enviándote los tóners cuando los necesites y arreglando las incidencias y averías que puedan surgir. Una cuota mensual que hará que te olvides de tu parque de impresión para centrarte en lo que de verdad es importante para tu negocio. Eso sí, como señala Dúo Soluciones, es importante conocer la diferencia entre la capacidad y la velocidad de impresión a la hora de decantarse por la opción de renting más adecuada.

Por un lado, la capacidad de trabajo se refiere a la cantidad de páginas que una impresora puede imprimir en un mes. Hay que diferenciar entre el nivel óptimo, siendo este el que el fabricante recomienda para sacar el mayor partido a la impresora, y el nivel máximo, que se refiere al tope al que puede llegar. Lo ideal es trabajar en el nivel óptimo recomendado, por eso, cuando vayas a escoger una impresora en renting, guíate por ese dato y no por su nivel máximo.

Por otro lado, la velocidad de impresión es la cantidad de páginas que el equipo puede imprimir en un minuto, y que variará en función del tipo de papel, si la impresión es a doble cara o la calidad de la impresión.

Cuando vayas a escoger tu impresora, decántate por aquella que te ofrezca un equilibrio entre estos dos factores. Si imprimes unas 5.000 páginas al mes, no escojas una impresora cuyo nivel óptimo de impresión sea de 2.000 páginas, aunque su nivel máximo sea de 10.000. Recuerda ajustarte siempre al nivel óptimo recomendado. Por otra parte, si tienes altos volúmenes de impresión y escoges una impresora con una baja velocidad de impresión, estarás obligando a la impresora a trabajar más tiempo, con todo lo que ello conlleva en cuanto a desgaste del equipo y gasto energético.

¿Cuál puede ser un buen punto de equilibrio entre capacidad y velocidad? Por ejemplo, para Dúo Soluciones, si imprimes menos de 500 páginas al mes, puedes decantarte por un equipo que imprima 6 páginas por minuto, mientras que, si tus niveles de impresión mensual se sitúan en una capacidad óptima de entre 500 y 1.500 copias mensuales, un equipo de 10 páginas por minuto puede ser el adecuado. Para volúmenes de entre 2.000 y 3.000 copias mensuales, la velocidad recomendada sería de 20 páginas por minuto y, a partir de 3.000 no deberías elegir una de menos de 30 a 40 páginas por minuto.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: Brother y HP.

TAGS Impresión