Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La encriptación, un paso clave en la protección empresarial

  • Noticias y Actualidad

candado - cifrado

La encriptación de datos es fundamental para el movimiento de información en el ámbito corporativo tanto interno como externo. Es vital asegurarse de que todos los dispositivos, desde los equipos informáticos a las impresoras, puedan trabajar con cifrado de manera que no haya fallos evidentes que un atacante externo pueda utilizar.

La impresora no solo puede ser vulnerable por sí misma, sino que puede ser una puerta de entrada a toda la red interna de la empresa, dejando al descubierto datos e información privada que no debería caer nunca en manos de terceros. Como señala Brother, el primer paso para crear una buena seguridad es procurar no dejar puertas traseras abiertas, pero en el caso de que esto falle, es imprescindible que el atacante no pueda leer los datos, y ahí es donde entra en juego la encriptación.

Encriptar es básicamente proteger una serie de datos mediante una contraseña. Cuando el emisor del mensaje envía una comunicación, el receptor deberá tener a mano la contraseña o clave de cifrado, de manera que pueda interpretar los datos que le llegan y descifrar el mensaje. Sin esa contraseña, aunque alguien se haga con el mensaje, no podrá interpretarlo con lo que la información permanecerá protegida.

Debido a que los lenguajes de impresión son estándar (Postscript, GDI o PCL) y cualquiera podría interpretarlos y acceder a la información, la encriptación de datos protege los archivos de manera que incluso aunque se produzca un acceso no autorizado y se haga con datos confidenciales, será imposible interpretarlos y leerlos, aportando una seguridad esencial para proteger a toda la organización.

Existen tres tipos de encriptación de datos:

--El cifrado simétrico; en el que se usa la misma clave para cifrar y descifrar los archivos.

--El cifrado asimétrico; en el que se usa una clave pública y otra privada, con lo que es imposible deducir una a través de la otra.

--El cifrado híbrido, en el que se utiliza una combinación de ambos métodos, lo que resulta más conveniente en ciertas situaciones.

Los dispositivos de Brother tienen encriptación de seguridad de capa de transporte (TLS) y encriptación Secure Socket Layer (SSL). Esta es la misma tecnología que se usa en el comercio electrónico para proteger los datos bancarios y de las tarjetas de crédito. Los archivos más confidenciales se pueden encriptar a una velocidad de hasta 256 bits durante la transmisión a través de la red.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.