Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Ejerce un control sobre la impresión que se realiza en tu oficina

  • Noticias y Actualidad

Brother MFC

Al adquirir un Servicio de Impresión Gestionada, un proveedor externo evaluará, optimizará y gestionará de manera continuada tu entorno de impresión. Está enfocado a ofrecer un servicio acorde a las necesidades de cada empresa para poder reducir costes, mejorar la productividad y la eficiencia, así como minimizar los riesgos de seguridad.

En muchas ocasiones, las empresas hacen un estudio para reducir costes al máximo posible, pero muchas veces, se olvidan de optimizar algo tan fundamental para el día a día de una oficina como es la impresión. Hay gran cantidad de empresas que subestiman los gastos de impresión y no caen en la cuenta de que esto es un error que puede suponer un gasto importante que sumar al negocio. Brother recomienda recurrir a un proveedor de Servicios de Impresión Gestionada (MPS).

Cuando se tiene contratado este tipo de servicio, se adquiere todo lo necesario para imprimir en la oficina. Estos servicios MPS incluyen tanto la instalación y mantenimiento de los equipos, como el envío de todos los consumibles, consultoría y soporte técnico especializado. Recibirás reportes del uso de los equipos para así estar siempre informado, haciendo más sencillo el proceso de toma de decisiones para optimizar el coste y la productividad de los empleados.

El Servicio de Impresión Gestionada te puede dar información sobre el volumen de impresión total o por usuario, permitiendo un mayor control y evitando, de este modo, que los empleados hagan un uso de la impresión distinto al de la actividad de la empresa. Además, pueden establecerse otro tipo de restricciones en cuanto a la configuración de la impresión.

Con el Servicio de Impresión Gestionada puedes conocer cuál es el gasto de impresión y cómo se reparte, para así elaborar un plan que ayude a reducir esta inversión. Además, con este servicio solo se paga por lo que se consume, lo que evita gastos imprevistos relativos al mantenimiento del dispositivo y ayuda a tener un control eficiente del presupuesto.

A ello se suma ahorro de tiempo que supone olvidarse de la compra e instalación de nuevos consumibles y la gestión de las incidencias técnicas. Al poder derivar la gestión del servicio de impresión a un ente externo, se liberará a los trabajadores de esta tarea para que puedan centrarse en otras tareas que aporten un mayor valor a la empresa. Por otro lado, la garantía del funcionamiento óptimo de los dispositivos, tendrán una incidencia directa en la productividad del negocio, al evitar tener el equipo inactivo por avería.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.