Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Claves para mantener tu impresora como el primer día

  • Noticias y Actualidad

Brother HL-J600DW

La impresora es un elemento esencial para desarrollar las tareas del día a día. Por este motivo, cuando adquirimos un equipo de impresión, es preciso seleccionar el dispositivo que mejor se adapte a nuestras necesidades. Eso sí, una vez lo instalamos en nuestra oficina o espacio de trabajo, no podemos caer en el error de despreocuparnos de él.

La impresora es un elemento indispensable en tu trabajo, y debes ser consciente de que su vida útil está unida a su mantenimiento y cuidado diario. Incorporar pequeñas acciones para cuidar tu dispositivo favorecerá que este cumpla con su función de manera óptima durante muchos años. Además, su correcto cuidado evitará la aparición de problemas que llevarán consigo gastos extraordinarios en mantenimiento o arreglos que desestabilizarán las cuentas de tu negocio y mermarán tu productividad.

¿Quieres saber qué tienes que empezar a poner en práctica? Brother repasa unos consejos tanto para impresoras de tinta como de tóner:

--Elige una ubicación adecuada. Evita situar tu dispositivo junto a elementos que generen demasiado calorTambién tienes que tener en cuenta que tu impresora debe estar situada en algún espacio donde no se obstruyan sus ventiladores o salidas de calor. Tanto si tienes una impresora de inyección como una láser, un ambiente que no cumpla estas condiciones puede llegar a estropear tu dispositivo.

--Sigue las pautas e instrucciones del fabricante. Es el primer paso a seguir para evitar incidencias en nuestro dispositivo, sea del tipo que sea. Revisa los manuales y sigue las instrucciones que te marquen.

--Usa consumibles originales. Además de suponerte un gasto infructuoso, el uso de cartuchos no originales puede también acabar con tu impresora, provocando fallos en la impresión y derrames de tinta que menguarán la efectividad y por tanto la vida de tu dispositivo.

--Cuidado al manipular tus consumibles. Cuando tengas que cambiar el cartucho de tinta o tóner, evita forzar los soportes o tocar las partes sensibles de los mismos, como son los inyectores o el chip, ya que corremos el riesgo de provocar una avería.

--Realiza una limpieza periódica. En las impresoras láser, es conveniente realizar una limpieza habitual del tambor y los rodillos de alimentación de papel, para eliminar residuos y polvo. En las impresoras de tinta, podemos seguir los mismos consejos para la limpieza de cabezales, pero debes saber que esta limpieza se realiza automáticamente.

--No desmontes tu impresora. Si tu dispositivo tiene algún problema técnico lo peor que se puede hacer es desmontar tu equipo, ya que podrías dañar algún elemento sensible o mucho peor: anular la garantía. Ante algún imprevisto, confía siempre en el servicio técnico.

--No desenchufes tu equipo de tinta. Este tipo de equipos realizan limpiezas de manera automática, pero para cumplir esta función el equipo debe tener corriente eléctrica.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.

TAGS Impresión