Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Trucos para hacer que los cartuchos de tinta duren más

  • Noticias y Actualidad

cartuchos consumibles

La tinta de impresora es uno de los líquidos más caros del mundo y conviene hacerla cundir por razones económicas y también ecológicas. ¿Tienes una impresora y te da la impresión de que la tinta no te dura nada? OCU ofrece unos cuantos consejos para estirar los cartuchos al máximo.

Por lo general, Las razones por las que los cartuchos pueden durar menos de lo que esperabas tienen que ver con todos los escenarios de uso: poco, mucho o simplemente, inadecuado. ¿Ejemplos concretos? Cabezales que se obstruyen porque pasa mucho tiempo entre impresión e impresión, apagados y encendidos continuos que desencadenan frecuentes tareas de calibrado, impresiones que se descartan por falta de atención a la vista previa de los documentos que se van a imprimir. En todo caso, el primer consejo es tener una impresora adecuada a las tareas que de verdad vayas a realizar con ella. Ha aquí otros consejos de la OCU:

•Para imprimir documentos no oficiales o de poca importancia selecciona como calidad de impresión “borrador”, que gasta menos tinta.

•Para impresiones de prueba, usa el reverso de hojas ya utilizadas y selecciona igualmente el modo "borrador".

•Si no utilizas la impresora con frecuencia, activa el modo "Ahorro de energía" o "Stand by”.

•Si necesitas imprimir varias copias, imprime la primera, verifícala cuidadosamente e imprime el resto. Si hay un error, lo descubrirás de inmediato, evitando desperdiciar tinta y papel.

•Si solo estás interesado en el texto de un documento, no imprimas también las imágenes y los gráficos.

•Si imprimes desde una página web, retira primero las imágenes y la publicidad y verifica con la vista previa de impresión cuántas páginas necesita el documento y realiza los ajustes correspondientes, ya que una página web suele ocupar mucho más que una hoja A4.

Si tienes una impresora láser:

•Usa papel normal. No es necesario comprar papel especial, ya que la tinta del tóner es tinta seca en polvo y por lo tanto no se corre como la tinta líquida de las impresoras de inyección.

•Si tienes varias impresoras trabajando en red, optimiza el sistema y utiliza solo una de ellas. Ahorrarás en costes de mantenimiento y también en energía.

Si tienes una impresora de inyección de tinta:

•Usa papel regular y reserva el papel especial para fotos o material gráfico donde un resultado óptimo sea importante.

•Imprime alguna hoja cada semana para evitar que la tinta se seque dentro de los cabezales y se obstruyan.

•No apagues y enciendas continuamente la impresora, pues eso puede activar las tareas de mantenimiento de limpieza de cabezales y disparar el consumo de tinta.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: BrotherCanon y LRS

TAGS Impresión