La pandemia inspiró a las empresas a innovar con la impresión 3D

  • Noticias y Actualidad

impresora 3D industria

El 27% de las empresas considera que la impresión 3D es una prioridad de inversión y casi la mitad cree que se convertirá en una función esencial para el negocio. Aunque 1 de cada 3 empresas utiliza actualmente la impresión 3D, solo está completamente integrada en menos de 1 de cada 10 empresas.

Un estudio global muestra que la implantación de la impresión 3D y la sofisticación de sus casos de uso aumentaron durante 2020. La pandemia inspiró a ingenieros innovadores de todo el mundo a aplicar usos innovadores, inesperados e inspiradores de la impresión 3D para garantizar la continuidad del negocio.

La investigación muestra que el conocimiento de la impresión 3D aumentó a nivel mundial al 71%. El sentimiento general también fue positivo hacia la impresión 3D: el 65% de los encuestados que conocen la impresión 3D creen que será una tecnología generalizada en su industria en los próximos cinco años, lo que se corresponde con el aumento de la prioridad percibida. Más de una cuarta parte (27%) de los encuestados afirmó que la impresión 3D es una prioridad de inversión y el 49%) cree que se convertirá en una función esencial para el negocio.

Aunque 1 de cada 3 empresas encuestadas utiliza actualmente la impresión 3D, solo está completamente integrada en menos de 1 de cada 10 empresas. Esto supone grandes oportunidades para un mayor crecimiento en la conciencia, el conocimiento y el uso. La pandemia de COVID-19 probablemente impulsó la adopción, ya que la impresión 3D demostró ser una alternativa confiable para la innovación rápida y la fabricación local. Entre sus millones de usuarios, los plásticos y polímeros son los materiales más utilizados, con PETG (polietileno tereftalato glicol), PET (polietileno tereftalato) y PETT (polietileno coTrimetileno tereftalato) ganando terreno un 31% (aumento del 4%).

Además, los casos de uso de la impresión 3D se han vuelto más avanzados a medida que las empresas buscaban continuar sus operaciones comerciales en medio de desafíos continuos. Estos casos de uso ayudaron a los ingenieros de todo el mundo a apoyar las cadenas de suministro interrumpidas de formas innovadoras. Como resultado, el 55% de las empresas que utilizan la impresión 3D producen piezas de uso final y casi las tres cuartas partes las utilizan para producir herramientas, optimizar la organización del taller y agilizar la logística. La creación de prototipos se redujo un 8%, pero sigue siendo el uso más común de la impresión 3D.

A pesar de que la impresión 3D generó resultados positivos durante la pandemia, sigue habiendo obstáculos que están frenando la implantación generalizada. Las capacidades operativas (67%), el conocimiento de los empleados (65%) y la construcción de un caso comercial sólido (40%) aún limitan a las empresas a la hora de liberar oportunidades. Las capacidades operativas que son la mayor causa de preocupación para las empresas son la impresión más rápida, la integración con las herramientas y el software existentes (ecosistema) y la confiabilidad/precisión de la impresión.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Brother

TAGS Impresión, 3D