Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La impresión 3D crece a un ritmo lento pero seguro

  • Noticias y Actualidad

Impresora 3d

Durante el año 2017, un 3,2% de las empresas españolas de 10 o más empleados emplearon servicios de impresión 3D, en su mayoría impresoras propias. El sector industria se lleva la palma, con un 6,4% de las empresas del sector utilizando servicios de impresión 3D

Cada vez son más las empresas que están decidiendo apostar por las tecnologías de fabricación aditiva, buscando nuevas formas de implementar la impresión 3D para obtener una mayor ventaja competitiva, o bien para aprovechar al menos los beneficios ya conocidos que aporta esta tecnología y así evitar quedarse atrás frente a la competencia. En España, poco a poco esta tecnología va calando, como demuestran los datos del INE, según los cuales, durante el año 2017, un 3,2% de las empresas españolas de 10 o más empleados emplearon servicios de impresión 3D. De ellas, un 61,7% utilizó impresoras propias, mientras que un 53,6% empleó servicios de impresión proporcionados por otras empresas.

De acuerdo con el INE, el 6,4% de las empresas españolas en el sector Industria empleó servicios de impresión 3D. Por detrás se situaron el sector servicios y la construcción, con un 2,2% y un 1,4%, respectivamente.

Efectivamente, la tecnología ha entrado de lleno en el sector industria, donde los fabricantes han encontrado ya alguna forma de utilizar la impresión 3D en su beneficio, siendo el prototipado el uso más empleado y uno de los que mayores éxitos está cosechando. En los últimos tiempos, también se ha consolidado el uso de esta tecnología en la fabricación de producto final, especialmente en la producción de series de tirada corta y en productos personalizados.

A pesar de las cifras y de los excelentes resultados que poco a poco se van obteniendo, la realidad es que las empresas en general aún conservan algunas reticencias de cara a la adopción de la fabricación aditiva. Al tratarse de una tecnología completamente disruptiva, exige un cambio de mentalidad y de lógica al que todavía cuesta un poco adaptarse, eso sin contar con la inversión necesaria para integrar esta tecnología en los procesos de producción.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: Brother, Canon y HP.

TAGS Impresión, 3D