Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Claves para aprovechar tu impresora de forma óptima

  • Noticias y Actualidad

HP impresion oficina

Utilizar adecuadamente la impresora profesional no sólo maximiza su amortización, sino que te permite disfrutar de un funcionamiento óptimo en todo momento, reduciendo al mínimo la posibilidad de avería o rotura. La impresora podrá trabajar al máximo nivel durante toda su vida útil, mientras reduces costes de forma directa e indirecta.

Una impresora es una inversión, y como tal querrás amortizarla con la mayor brevedad posible, y para ello nada mejor que saber utilizarla de forma óptima y aprovechar adecuadamente todo su potencial. En base a las recomendaciones que suele incluir cualquier solución profesional HP de gama media, HP comparte una serie de consejos que deberás aplicar en su uso diario si quieres disfrutar de todas las posibilidades que ofrece tu nueva impresora:

Conoce las limitaciones de tu impresora: Esa la base de todo, ya que si no sabes qué es capaz de hacer tu impresora, y qué no, no serás capaz de aprovecharla correctamente, y es posible que incluso acabes estropeándola. Debes de tener claro cuál es su ciclo óptimo de trabajo mensual y los tipos y formatos de papel que soporta, así como los consumibles que utiliza. Esto es clave porque con ello podrás evitar superar el máximo de páginas recomendadas, utilizar papel no soportado o consumibles que puedan producir errores.

Utiliza los consumibles originales: La calidad de impresión no sólo está determinada por la propia impresora, sino también por los consumibles que utilizas para imprimir. Si haces caso omiso a las recomendaciones del fabricante y utilizas cartuchos no originales, estarás corriendo un riesgo claro, ya que, aunque sean compatibles no ofrecen las mismas garantías de calidad, fiabilidad y duración que los originales, incrementando de forma innecesaria el coste por página y quedando expuesto a sufrir errores de impresión, impresiones de baja calidad e incluso derrames y manchados que pueden llegar a afectar a tu impresora.

Cuida la colocación de tu impresora: Es un punto más importante de lo que parece, y por tres motivos muy sencillos. El primero es que en las soluciones con WiFi la colocación es clave para que reciba bien la señal y puedas trabajar bien con ella. En segundo lugar, debes tener en cuenta que una buena colocación permite que todos los trabajadores tengan un acceso más rápido a ella. Y finalmente, también puede ayudar a mantenerla alejada del polvo y de la suciedad.

Tenla bien configurada y actualizada: Mantener la impresora bien configurada es clave para asegurarte de que todo funciona bien y de que está ajustado tal y como quieres, tanto a nivel de gestión y uso, como de seguridad. Actualizar el firmware de la impresora es importante, ya que por lo general permite mejorar la seguridad de la misma y puede darte acceso además a funciones o características adicionales sin ningún coste. De lo contrario, la impresora podría funcionar de forma incorrecta y quedar expuesta a ataques y otros problemas que puedan comprometer su integridad y seguridad.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de HP.

TAGS Impresión