Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Beneficios de usar códigos de barras para controlar el inventario

  • Noticias y Actualidad

Brother TD2130N

Un inventario puede contener materias primas, productos en proceso y productos terminados disponibles para la venta. Cuando se tiene control sobre el inventario, se puede brindar un mejor servicio al cliente y comprender qué es lo que mejor se vende o lo que no tiene éxito. Una manera de hacerlo es utilizando códigos de barras.

El inventario registra los bienes y materiales que posee una empresa de una manera detallada, ordenada y valorada. Por lo tanto, es una manera de control prioritaria en multitud de sectores en los que se fabrique, almacene o distribuya cualquier tipo de mercancía física.

El inventario es fundamental porque ayuda a comprender qué es lo que se tiene en almacén, cuándo entra y cuándo sale el stock; reducir costes, acelerar la entrega de pedidos y prevenir el fraude; evaluar los activos de un negocio, equilibrar cuentas y proporcionar informes financieros; y mantener un balance correcto de existencias en los almacenes.

Hay muchas maneras diferentes de mantener el control de un inventario. Brother señala que una de las más eficaces es mediante el uso de códigos de barras, por los grandes beneficios que puede aportar:

--Evita el error humano y ahorro de tiempo. Al no tener que introducir datos de manera manual, se reducen las posibilidades de error. Además, se ahorrará tiempo ya que ningún empleado tendrá que introducir los datos manualmente o corregir posibles errores.

--Es fácil de usar. Aunque la empresa esté formada por personal acostumbrado a otros métodos de inventariado, implementar el control mediante el código de barras es muy sencillo, ya que no requiere de conocimientos tecnológicos avanzados. Además, requiere menos tiempo de formación, ya que se precisa una menor participación en el proceso, que pasa a estar más automatizado.

--Es un sistema que ahorra costes. Principalmente, porque no requiere una gran inversión para llevarlo a cabo. Los códigos de barras son fáciles de diseñar e implantar y cuestan muy poco en comparación con los beneficios que aporta, como la reducción de costes y tiempo, lo que redunda en una mayor productividad empresarial.

--Es versátil. Los códigos de barras pueden contener cualquier tipo de datos y, por lo general, se pueden adjuntar a cualquier superficie.

--Mejora el control sobre el inventario. Una vez que se escanea un código de barras y se agrega a una base de datos en particular, se obtiene información valiosa sobre el estado del inventario, como el envío, la recepción y las cantidades de inventario.

--Mejora la toma de decisiones. Gracias a la velocidad y fiabilidad con que este sistema proporciona datos sobre el estado del inventario, la toma de decisiones puede hacerse de una manera más rápida y precisa, lo que se traduce en un ahorro de dinero a largo plazo.

Para implementar un sistema de inventario por código de barras es clave elegir la solución de impresión de etiquetas adecuada para las necesidades de la empresa. De ello dependerá la calidad del código de barras. Es conveniente elegir la etiqueta más adecuada para cumplir con los requisitos de uso en cuanto a durabilidad y legibilidad, así como seleccionar la impresora de etiquetas con la velocidad que más se adapte a las necesidades de la empresa.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.

TAGS Impresión