Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Factores que disminuyen la productividad de la jornada laboral

  • Noticias y Actualidad

impresion oficina empleado

Dedicamos una proporción significativa de nuestra vida diaria al trabajo, pero gran parte del tiempo que gastamos resulta improductivo. Aunque muchas cosas están fuera de nuestro control, hay algunas que sí se pueden cambiar, como disponer de impresoras obsoletas en la oficina, las cuales pueden consumir gran parte de nuestra valiosa jornada.

Una cosa es estar en el trabajo y otra muy distinta hacer el trabajo real. Como señala un artículo de Brother, no pasamos todo nuestro día de trabajo siendo productivos. Desde los desplazamientos y el chat en la oficina, hasta los problemas técnicos y las distracciones con las redes sociales, una parte significativa de nuestra semana de trabajo no implica necesariamente trabajo real. Para cambiarlo, lo importante es darse cuenta de cuáles son las principales amenazas al tiempo laboral.

Según Brother, son cuatro las formas más habituales en las que se consume nuestro tiempo durante la semana laboral:

Los trayectos eternos. Para la mayoría de nosotros, los desplazamientos constituyen una gran parte de nuestra semana laboral. Puede que no estemos estrictamente "en el trabajo" en este punto, pero no estaríamos sentados en un autobús o congestionados en un atasco de tráfico a las 7 de la mañana de un lunes si no tuviéramos que ir al trabajo. El tiempo medio de trayecto en la zona euro es de 25 minutos por trayecto, lo que equivale perder 9 días al año.

La gestión del tiempo. Cuando llegas al trabajo, la gestión del tiempo es crucial para poder realizar nuestra lista de tareas con éxito. Sin embargo, hasta el 80% de la jornada laboral se dedica a cosas que tienen "poco valor" o "ningún valor", creando alrededor de 3 horas de tiempo perdido al día. Este tiempo improductivo está causado principalmente por las redes sociales, distracciones e interrupciones.

La tecnología. A pesar de todos los beneficios y soluciones que aporta, en ocasiones también puede ralentizar las cosas. Desde los 246.000 millones de correos electrónicos que se envían a diario hasta la actualización del nuevo software, son algunos de los escenarios tecnológicos que añaden retrasos a nuestra jornada laboral. Los empleados pasan hasta 13 horas a la semana tratando con correos electrónicos, lo que representan alrededor de 80 días laborables al año. Sin embargo, la bandeja de entrada media sólo contiene un 38% de correos electrónicos importantes y relevantes.

Las impresoras obsoletas. La impresión es una función esencial en casi todos los lugares de trabajo, por tanto, los equipos viejos, sobrecargados de trabajo o con mantenimiento desactualizado, conllevan muchas fuentes de pérdida de tiempo debido a las esperas para poder tener impresos los documentos, aparte de tener que llamar al departamento de TI para que te ayude con los atascos de papel, las impresiones defectuosas o los problemas de escaneado.

Un equipo obsoleto no podrá cumplir con las prestaciones que necesita tu oficina y puede hacerte perder tiempo y dinero. Afortunadamente es un factor fácilmente corregible renovando tu equipo de impresión. Como recuerda Brother, adquirir una impresora nueva puede significar un aumento de productividad, y es una inversión que notarás positivamente en el bolsillo a medio plazo.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.