Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Optimiza los recursos del negocio con los servicios de impresión gestionada

  • Noticias y Actualidad

Brother Business Smart J5000

Ahorrar costes y evitar pérdidas de tiempo innecesarias son dos variables fundamentales para que la productividad no decrezca. Para favorecer que esto sea así, es necesario ejercer un control sobre el uso que hacemos de los recursos, y con los Servicios de Impresión Gestionada es más fácil controlar la impresión que se realiza en nuestra oficina.

En muchas ocasiones, las empresas hacen un estudio para reducir costes al máximo posible, pero a veces se olvidan de optimizar algo tan fundamental para el día a día de una oficina como es la impresión. Brother recuerda que, para controlar mejor estos costes y reducir la hoja de gastos existen los Servicios de Impresión Gestionada.

Estos servicios consisten en la contratación de un proveedor externo para que evalúe, optimice y gestione de manera continuada un entorno de impresión de una empresa, e incluyen tanto la instalación y mantenimiento de los equipos, como el envío de todos los consumibles, consultoría y soporte técnico especializado, principalmente.

Cada vez más negocios deciden contratar servicios de impresión gestionada para poder despreocuparse de los gastos y la gestión en este ámbito, sabiendo que así están controlados por un profesional. Según Brother, estás son las principales ventajas de los MPS:

--Reducción de costes y tiempo. Con el Servicio de Impresión Gestionada, puedes conocer cuál es el gasto de impresión y cómo se reparte, para así elaborar un plan que ayude a reducir esta inversión. Además, solo se paga por lo que se consume. Teniendo en consideración el volumen de impresión de la oficina, se calcula el coste por página, la distribución de los equipos en el espacio de trabajo, los consumibles necesarios para ese volumen y se recibe el soporte técnico necesario. Esto evita gastos imprevistos y ayuda a tener un control eficiente del presupuesto, aparte del ahorro de tiempo que supone olvidarse de la compra e instalación de nuevos consumibles y la gestión de las incidencias técnicas.

--Maximizar la productividad. Al poder derivar la gestión del servicio de impresión a un ente externo, se liberará a los trabajadores de esta tarea para que puedan centrarse en otras tareas que aporten un mayor valor a la empresa, al tiempo que se evita tener el equipo inactivo por avería en momentos inoportunos.

--Rentabilizar el uso de dispositivos. Cuando se tiene contratado este tipo de servicio, se adquiere todo lo necesario para imprimir en la oficina. Desde la instalación, hasta el suministro de los consumibles necesarios y una gestión de las incidencias según el nivel de asistencia acordado. Recibirás reportes del uso de los equipos para así estar siempre informado, haciendo más sencillo el proceso de toma de decisiones para optimizar el coste y la productividad de los empleados.

--Mejorar los procesos de gestión de los documentos y usuarios. El Servicio de Impresión Gestionada te puede dar información sobre el volumen de impresión total o por usuario, permitiendo un mayor control. Además, pueden establecerse otro tipo de restricciones en cuanto a la configuración de la impresión: si debe ser en monocromo o se permite la impresión a color por usuario; predefinir un perfil de impresión estándar; o, incluso, orientar las impresiones hacia los equipos de menor coste de impresión.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.