Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Láser e inyección de tinta van de la mano en los negocios

  • Noticias y Actualidad

Brother MFC

Aunque las dos tecnologías han podido ser competidoras entre sí en el pasado, pueden trabajar perfectamente juntas dentro de entornos corporativos como parte de un contrato de servicios gestionados de impresión o también como parte de una flota de impresoras que den soporte a diferentes perfiles dentro de un mismo negocio.

Tradicionalmente, las impresoras láser se adaptaban a las necesidades de negocios con exigentes requerimientos de impresión de alto volumen mientras que las de inyección de tinta estaban destinadas para las oficinas pequeñas e incluso en el hogar. Sin embargo, los avances en la inyección de tinta han desafiado esa creencia. Entonces, ¿qué impresora encaja mejor con tú negocio? La evolución tecnológica de las impresoras hace que tanto el láser como la tinta sean aptas para el entorno profesional, pero, como señala Brother, independientemente de la tecnología, hay 3 factores a tener en cuenta en la elección de tu dispositivo de impresión:

--La inversión inicial, es decir el precio del equipo, que suele ser inferior en dispositivos de tinta que en los de láser;

--el coste de los consumibles que utilizan;

--el coste de cada página impresa.

Ambas tecnologías ofrecen propuestas interesantes, si bien es cierto que, con respecto al último factor, los equipos láser ofrecen consumibles de muy larga duración que pueden reducir de forma óptima el coste por página.

La conveniencia de usar un tipo de impresora u otra depende esencialmente del uso que le quieras dar, es decir, cuánto vas a imprimir y cómo son los trabajos a imprimir. Las impresoras láser ofrecen unas prestaciones muy buenas en cuanto a comodidad, velocidad de impresión, precio por página y consumibles; por lo que serían la mejor opción en la mayoría de los casos donde se necesite imprimir una gran cantidad de documentos y la velocidad sea importante. No obstante, si se realizan impresiones de trabajos de pocas hojas o se necesita imprimir fotografías o documentos de alta calidad, en este caso, una impresora de inyección cumple mejor este cometido.

Pese a que la elección depende del uso, en la mayoría de los casos ambas tecnologías son válidas para casi todas las situaciones habituales, y porque no, también son complementarias, pudiendo trabajar perfectamente juntas dentro de entornos corporativos como parte de una flota de impresoras o de un contrato de servicios gestionados de impresión.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.

TAGS Impresión