Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Claves para combatir los riesgos de tu impresora conectada

  • Noticias y Actualidad

impresion seguridad

El robo de información confidencial, la instalación de aplicaciones maliciosas, la alteración del firmware para controlar la impresora de forma remota, capturar tráfico o atacar a otros dispositivos de la red, son algunas de las amenazas a las que ahora se ven expuestas las impresoras en red. Brother da las pautas para combatirlas.

Se están exponiendo vulnerabilidades en todo tipo de dispositivos conectados a la red corporativa, incluida la impresora. Y es que las nuevas impresoras ofrecen múltiples opciones de conectividad que permiten que multitud de tareas y trabajos resulten mucho más sencillos que hace tan solo unos años, pero que exponen la red empresarial a múltiples amenazas.

Cualquier momento es bueno para revisar los procesos de seguridad de la impresión e identificar formas de fortalecer tu red y evitar hackeos. Para garantizar una impresión segura, Brother recomienda asegurarse de evitar elementos no deseados en tu red con los siguientes consejos:

--Protege tu red WiFi. Cuando una impresora se encuentra conectada a una red insegura, la puerta está abierta al acceso ajeno a los sistemas. Asegúrate de que tu WiFi esté protegida con una contraseña y, para mayor seguridad, es recomendable cambiar la contraseña que viene por defecto con tu router.

--Actualiza tu firmware. Las vulnerabilidades en la seguridad de la impresión pueden reducirse significativamente eliminando fallos y configuraciones obsoletas. Activa tu dispositivo para que realice actualizaciones automáticas y renueva el firmware con regularidad para asegurarte de que dispones de la protección actualizada y las funcionalidades más recientes.

--Establece una contraseña de administrador segura. Las impresoras suelen tener una interfaz web de administración que permite la configuración y el control del dispositivo. Si vas a usar esta opción, establece una contraseña nueva y segura en la configuración inicial. Si no la necesitas, desactiva esa capacidad para mantener fuera a personas ajenas.

--Instala un firewall de red. Restringe el acceso a los sistemas con un cortafuegos de red. Se trata de un software que protege tu red supervisando y bloqueando el tráfico potencialmente peligroso.

--Cambia el dispositivo a una dirección IP interna. Algunos dispositivos de impresión vienen con una dirección IP externa de forma predeterminada. Cambiar a una dirección IP interna, aumentará instantáneamente la protección contra los riesgos de la red pública. Considera la posibilidad de hacer que esta protección sea aún más eficaz limitando el acceso a las redes de área local (LAN), lo que hará que las impresoras no estén disponibles desde Internet.

--Protege tu cuenta de red individual. Siempre que un dispositivo de impresión requiera acceso a un recurso de red, asegúrate de que se ha configurado una cuenta de red individual. Concede a esa cuenta únicamente los derechos suficientes para que pueda cumplir las funciones requeridas.

--Deshabilita todo lo superfluo. Los dispositivos de impresión vienen con una gran cantidad de características diseñadas para mejorar la funcionalidad, pero no todos serán útiles para tus necesidades. La protección contra ataques web pueden reforzarse desactivando servicios que no sean esenciales o determinadas características, interfaces, conexiones y puertos físicos prescindibles.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.