Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Claves para saber si debes invertir en un nuevo equipo de impresión (I)

  • Noticias y Actualidad

impresion oficina empleado

La vida útil de tu equipo de impresión dependerá del uso que le des, ya que, si por ejemplo imprimes por encima del volumen de impresión recomendado puede significar que la impresora va a durar menos de lo previsto. Sea cual sea el equipo que tienes en tu oficina, Brother destaca las señales a tener en cuenta para saber si debes renovarlo.

En cualquier oficina se imprimen informes, presentaciones, contratos, imágenes y un sinfín de documentos de diferente tipo, haciendo de la impresora una herramienta muy presente en el día a día. Por ese motivo, es importante ofrecerle a estos equipos un cuidado adecuado para que te dure mucho tiempo. Sin embargo, por muchos cuidados que dediques a tus equipos de impresión, en algún momento dejarán de funcionar o de aportarte las prestaciones necesarias para tu trabajo diario. Brother señala nueve signos claros que indican que hay que renovarlos, he aquí los cuatro primeros:

--En caso de avería. En algún momento, tu equipo podría sufrir una avería. Si esto pasa en el periodo de garantía, no habrá problema, ya que solucionarla no te supondrá ningún coste. Sin embargo, si la avería ocurre fuera del periodo de garantía, habría que empezar a valorar si la inversión en solucionarla compensa. Es probable, que invertir ese dinero en un equipo nuevo con las últimas prestaciones sea más rentable para tu empresa.

--Cuando el contrato de mantenimiento está a punto de caducar. Llegados a este punto, en el que el contrato de mantenimiento está en su último periodo, convendría valorar si resulta rentable renovar el contrato con el mismo equipo o, bien, optar por uno nuevo. Para ello, debes tener en cuenta los costes de mantenimiento ya que, cuanto más antiguo es tu equipo, más caro sale mantenerlo, y si el equipo que usas te sigue ofreciendo un servicio adecuado a tus demandas. En esta situación, debes valorar la posibilidad de invertir en un equipo nuevo que te ayude a reducir costes y aumentar la productividad en la oficina.

--Cuando el coste por página es elevado. Con el paso del tiempo, puede ocurrir que el coste por página contratado ya no sea el mejor del mercado. Los fabricantes rivalizan por el precio más competitivo, por lo que el precio de los dispositivos y el coste por copia acaba reduciéndose por el abaratamiento de nuevas tecnologías más eficientes. Por eso es muy importante valorar diferentes ofertas y elegir la que sea más beneficiosa.

--Cuando deja de haber controladores. Con el paso del tiempo, hay equipos de impresión que quedan descatalogados, por lo que también dejarán de estarlo las actualizaciones de los mismos. Si en tu oficina hay un equipo que ya no esté a la venta, al final llegará el día en el que no podrás descargar actualizaciones y las impresoras no serán compatibles con los nuevos sistemas operativos.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.

 

TAGS Impresión