Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La sostenibilidad guía cada vez más las decisiones de compra de tecnología

  • Noticias y Actualidad

Brother Blue Angel

Hoy en día, a la hora de adquirir un producto, valoramos cada vez más el que sea lo más sostenible posible, es decir, que tenga la menor repercusión sobre el medio ambiente. Puedes saber si una impresora es realmente sostenible si posee etiquetas medioambientales como Blue Angel y Nordic Swan, con las que cuentan los equipos Brother.

Los consumidores cada vez son más conscientes de la necesidad de proteger y cuidar el medioambiente a través de sus decisiones de compra. Así lo afirma un estudio realizado por la OCU, en el que se refleja que el 73% de los españoles realizan sus compras en base a motivos éticos o de sostenibilidad. Sin embargo, los consumidores que están receptivos a consumir de manera más sostenible se encuentran con barreras como la falta de información (60%), el precio (58%), la accesibilidad (54%) o incluso la dificultad para encontrar empresas responsables (52%). Necesitamos pues información sólida y de confianza en el momento de la compra. Ahí es donde las etiquetas ambientales y la normativa ISO nos pueden ayudar.

Las etiquetas medioambientales indican que un producto muestra consideración por el medioambiente, y brinda a los clientes información útil a la hora de seleccionar equipos sostenibles. En el caso de las impresoras, encontramos tres etiquetas ambientales clave: Energy Star, Blue Angel y Nordic Swan.

Energy Star reconoce los productos que consumen la menor energía posible cuando entran en modo espera, lo que representa la práctica recomendada en eficiencia energética, mientras que la etiqueta Blue Angel distingue a aquellos productos y servicios que son particularmente respetuosos con el medio ambiente, otorgando una gran importancia a factores como el uso inteligente de las materias primas, el sistema de producción, el uso del producto, su vida útil, así como el fin de vida del mismo. Por su parte, los requisitos de la etiqueta Nordic Swan contemplan el bajo consumo de energía en modo espera, las bajas emisiones y los bajos niveles de ruido.

En España, contar con estas acreditaciones en los productos significa que los usuarios están adquiriendo dispositivos sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. Es el caso de Brother, que fue el primer fabricante de impresoras en ofrecer la certificación Blue Angel para impresoras multifunción de inyección de tinta en el año 2008. También cumple con la certificación Nordic Swan, que cubre todo el ciclo de vida del producto, desde la creación, la reparación y la destrucción, junto a aspectos clave como la calidad del producto.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.

TAGS Impresión, RSC