Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Pautas para un correcto etiquetado fitosanitario

  • Noticias y Actualidad

Brother impresora etiquetas

Con el pasaporte fitosanitario, de obligado cumplimiento a partir de 2023, los productores, distribuidores y comercializadores de vegetales destinados a la plantación continuar deberán ir integrando las herramientas tecnológicas precisas para emitir las etiquetas identificativas con los datos necesarios, como la incorporación de una rotuladora electrónica, señala Brother.

Recientemente ha entrado en vigor una norma de sanidad vegetal europea por la que todos los vegetales destinados a la plantación, salvo las semillas, que circulen por territorio de la UE deberán portar una etiqueta identificativa en la que conste su nombre botánico, su país de origen y su trazabilidad a partir de 2023. Es el pasaporte fitosanitario: una especie de salvoconducto destinado a facilitar la libre circulación de vegetales y plantas dentro de la UE, acreditando que han sido producidos, controlados y comercializados bajo visado fitosanitario y que, por tanto, están libres de plagas y enfermedades.

Pues bien, como señala Brother, aunque los productores, distribuidores y comercializadores (viveros) de estos productos podrán continuar usando los formatos actuales de etiquetado, deberán ir integrando en sus estructuras las herramientas tecnológicas precisas para dar cumplimiento a la normativa.

La etiqueta fitosanitaria europea debe contener la bandera de la UE, en blanco y negro o color, las palabras Plant Passport (en inglés), el nombre botánico de la planta, el número de registro del productor o comercializador, el código de país de origen, y, si procede, el código de trazabilidad del vegetal. La etiqueta identificativa se colocará en la unidad comercial (lote o subconjunto de éste), embalaje paquete o envase de los vegetales y no únicamente en los albaranes, y deben ser fácilmente visibles y distinguibles.

Dado que estará sometida habitualmente a condiciones climáticas variables, la etiqueta debe tener un alto grado de resistencia. En lo que respecta a su tamaño y forma, deberá tener el mismo ancho que el soporte de identificación e ir inserta dentro de un rectángulo o cuadrado. Sin embargo, se permite cierta flexibilidad en cuanto a la dimensión de los elementos de los pasaportes, el tipo de letra o la línea de contorno.

Productores, distribuidores y comercializadores de plantas deberían empezar a identificar y etiquetar sus plantas de modo progresivo para llegar a 2023 con los deberes hechos, con la incorporación de una rotuladora electrónica, como las rotuladoras PT de uso profesional de Brother.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.