Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Tóner y tambor, los consumibles necesarios para tu impresora láser

  • Noticias y Actualidad

Brother all in box

Si te has decantado por una impresora láser o LED para tu negocio, tu equipo necesita siempre cartuchos de tóner y una unidad de tambor para hacer su trabajo, dos consumibles que vienen incluidos en la compra de tu impresora Brother. ¿Conoces las diferencias entre ambos y cómo funcionan?

El tóner es el polvo que es cargado eléctricamente para realizar la impresión, e incluye pigmentos que dotan de color al texto que se va a imprimir, así como polímeros, resinas y otros pigmentos que facilitan el proceso de fusión con el papel. Por su parte, el tambor es la unidad de imagen, que a través de una onda lumínica (ya sea láser o LED) dibuja la imagen eléctricamente, atrae el polvo del tóner y lo deposita sobre el papel. El tóner es pues el que lleva el polvo necesario para imprimir sobre el papel, mientras que el tambor es el encargado de fijar el polvo de tóner en dicho papel, por lo que ambos son necesarios.

Se trata de dos consumibles independientes, que se deben cambiar cuando sea preciso. En el caso del tóner, el equipo da dos avisos. Un primer mensaje de ‘tóner bajo’ para avisarte de que tengas un cartucho de tóner a mano o que inicies el proceso de compra, y un segundo mensaje que te confirmará que procedas al cambio. No necesitarás cambiar el tóner antes de que el equipo lo requiera, y deberás fijarte en que los cartuchos comiencen con las letras TN, que son los cartuchos de tóner de Brother.

Respecto al tambor, el equipo también da dos avisos. Un primer mensaje de ‘tambor a punto de agotarse’ para avisarte de que tengas un tambor a mano o que inicies el proceso de compra, y un segundo mensaje que te confirmará que lo cambies. No necesitarás cambiar el tambor antes de que el equipo lo requiera, y deberás fijarte en que el tambor comience con las letras DR, que son los originales de Brother.

La vida útil del tambor es superior a la del tóner, y no siempre que se cambia el tóner hay que cambiar el tambor. Brother recomienda adquirir los consumibles por separado, ya que así ahorras costes y eliges el consumible que necesitas. Asimismo, si tu equipo puede usar consumibles de diferente duración, compra el de mayor capacidad, pues a la larga ahorrarás dinero, ya que el tóner no tiene fecha de caducidad.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.

TAGS Impresión