El COVID-19 abre un futuro incierto para el mercado de impresión 3D (I)

  • Noticias y Actualidad

Impresión 3D 2

Las ventas de impresoras durante el cuarto trimestre de 2019 cayeron de manera generalizada, siendo la categoría Profesional la única en crecer. Tras este retroceso de ventas, y ante las restricciones en la oferta y la demanda previstas para las próximas semanas, parece que 2020 va a ser un año difícil para el mercado de impresoras 3D.

A finales del primer trimestre de este año, muchas compañías de impresoras 3D de Estados Unidos, Europa, China y en todo el mundo han reenfocado su esfuerzo para producir suministros muy necesarios para ayudar a combatir el coronavirus, en lugar de centrarse en vender impresoras, según Context. "Al centrar los esfuerzos en la producción de suministros médicos, se han alejado de la producción y venta de impresoras hacia las empresas de servicios", señala Chris Connery, vicepresidente de análisis global de Context. "La contracción registrada en el cuarto trimestre de 2019, este reenfoque, y las restricciones en la oferta y la demanda previstas para las próximas semanas, parecen hacer de 2020 un año difícil para las ventas de impresoras 3D".

Si bien COVID-19 aún no había tenido un impacto en el mercado, las ventas globales de impresoras 3D ya eran demasiado débiles en el cuarto trimestre de 2019. Para muchos fabricantes, particularmente aquellos enfocados en impresoras de categoría Industrial o de Diseño, esta desaceleración se asoció con un mercado de automoción flojo, un sector manufacturero generalmente débil y economías asiáticas y europeas lentas.

Context señala que las ventas de impresoras durante el último trimestre de 2019 registraron caídas interanuales del 11% en la categoría Personal, del 22% en la de Diseño y del 23% en la Industrial, siendo la categoría de impresoras profesionales la única en crecer, un 26%.

Durante todo el año, solo hubo un crecimiento del 1% en las ventas de impresoras industriales en comparación con 2018, mientras que en el segmento de Diseño se vendieron un 6% menos impresoras. Las ventas de impresoras personales también disminuyeron un 11% a medida que la demanda continuó cambiando a kits, cuyas ventas son difíciles de cuantificar. Una vez más, el único crecimiento interanual se produjo en el segmento Profesional, donde las ventas aumentaron un 16%, ya que muchas empresas de impresoras 3D regresaron a este espacio y otras, que anteriormente se enfocaban en producir impresoras personales, se trasladaron a él.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: BrotherCanon y LRS

TAGS Impresión, 3D