La industria gráfica ante los retos económicos y medioambientales (I)

  • Noticias y Actualidad

impresion digital

La 7ª encuesta anual de drupa, realizada antes del brote del Coronavirus, indica que un 17% de impresores describen su situación económica como 'buena', cifra que es aún mayor entre los proveedores, un 32%. Los planes de inversión se mantienen al alza, aunque hay que ver qué influencia tiene el COVID-19.

Drupa ha dado a conocer los resultados de su 7º Informe sobre tendencias internacionales, fruto de una encuesta realizada antes del brote del virus COVID-19, por lo que no reflejan los últimos acontecimientos. De ahí que dichos resultados indiquen que la industria internacional se muestra optimista ante el futuro, aunque también reflejan condiciones económicas más adversas.

En general, los mercados del packaging y la impresión funcional están mejor posicionados que el editorial y el comercial. En Norteamérica sigue reinando el optimismo, pero la confianza ha disminuido en Europa y el resto de regiones. En los países emergentes, la inestabilidad política y la corrupción frenan el desarrollo, mientras que los países más desarrollados se muestran preocupados por el inevitable decrecimiento económico cíclico. Otro aspecto importante es que los márgenes de beneficio tienden a reducirse, pero las mejores empresas lo contrarrestan mediante la innovación continua. No obstante, los planes de inversión permanecen fuertes, ya que tanto impresores como proveedores son conscientes de que ésta es necesaria para seguir siendo competitivos.

En el sondeo participaron casi 600 impresores y 200 proveedores, con una buena representación de todas las regiones. A escala internacional, un 17% de impresores describen su situación económica como “buena” por encima de aquéllos que la califican como “mala”. La cifra es aún mayor entre los proveedores, un 32%. Sin embargo, la cima de confianza que se alcanzó en 2017, tras la lenta recuperación de la crisis económica, ha decaído desde entonces.

Como siempre, la situación varía según el mercado y la región. El segmento del packaging es el que se perfila mejor, seguido por la impresión funcional, la comercial y la editorial. De hecho, un número cada vez mayor de impresores comerciales y editoriales tratan de diversificarse en los otros dos mercados. Las medidas financieras confirman estas tendencias, ya que los márgenes se estrechan en todos los segmentos, pero sobre todo en el editorial, donde se muestra una clara evidencia en la disminución de ingresos.

Por regiones, Norteamérica se mantiene boyante desde los primeros informes de tendencias de la drupa, hace ya siete años. En Europa, la confianza aumentó hasta 2018, pero desde entonces ha menguado, como ocurre en el resto de países. La situación de los proveedores coincide con la de sus clientes tanto por regiones como por mercados, aunque en muchos casos tienen la ventaja de que están más diversificados.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: BrotherCanon y LRS