Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cómo saber si necesitas tóner o tambor en tu impresora láser

  • Noticias y Actualidad

Brother toner reciclaje

El tambor no incluye el tóner. Son consumibles independientes y deben ser reemplazados con el uso para poder imprimir. En el caso de equipos Brother, deberás adquirir cada uno de forma independiente cuando se agote, con lo que se consigue hacer una gestión más eficiente de los consumibles.

Para poder imprimir, tu equipo láser o LED se necesitan dos consumibles: el tóner y el tambor. ¿Cuáles son las diferencias entre ambos? El cartucho de tóner contiene polvo, de color o negro, que coloca lo que queremos imprimir sobre el tambor mediante electricidad estática para poder realizar la impresión. Además, incluye otros componentes como el polímero, resinas y otros elementos que facilitan el proceso de fusión con el papel.

Por otro lado, el tambor es la unidad de imagen. Una onda lumínica –ya sea láser o LED–  dibuja la imagen eléctricamente y atrae el polvo de tóner para depositarlo en el papel. Es decir, sin tóner la impresión saldría en blanco, y sin tambor no se puede depositar el tóner en el papel.

En el caso de equipos monocromo sólo tendremos un tóner negro y un tambor mientras que, para equipos de color, contaremos con cuatro tóneres (negro, cian, magenta y amarillo) que pueden adquirirse de forma individual y, además, cuatro tambores: uno para cada color. En el caso del tambor para equipos de color, los cuatro tambores se comercializan juntos.

Ambos componentes son consumibles esenciales para realizar la impresión, cumpliendo funciones diferenciadas y no se cambian al mismo tiempo, ya que tienen duraciones distintas. Por ese motivo, a la hora de elegir un equipo de impresión láser hay que considerar que, según la marca, el tambor y el tóner vendrán o no juntos en el mismo consumible.

En el caso de equipos Brother, deberás adquirir cada uno de forma independiente cuando se agote, con lo que se consigue hacer una gestión más eficiente de los consumibles, al tener que reemplazar únicamente el que se ha terminado.

Un detalle importante a tener en cuenta es que, por el amplio número de páginas que dura un tambor, puede parecer más conveniente el coste por copia, pero esto no debe confundirte cuando lo que quieres es un tóner. Debes asegurarte de qué es lo que realmente necesitas.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.

TAGS Impresión