Cómo utilizar los códigos QR de forma segura

  • Noticias y Actualidad

Código QR BIDI genérico

Formados por puntos negros dispuestos en un cuadrado sobre fondo blanco, los códigos QR existen desde hace más de dos décadas, pero la pandemia los ha hecho más populares que nunca, ya que evitan el contacto táctil. Pero escanear con el móvil estos códigos también puede ocasionar estafas o robos de datos.

Los códigos QR se han popularizado en los últimos meses, que a través de ellos podemos consultar las comidas y bebidas en un bar, acceder a ofertas de un establecimiento, registrarnos en una página web cuyo contenido nos interesa o incluso llegar a una plataforma de pago de una compra. De acuerdo con un reciente estudio, para el que se entrevistó a ciudadanos de Estados Unidos y de varios países europeos, entre ellos España, un 82% los había utilizado alguna vez y un 72% lo había hecho en el último mes.

Su gran ventaja es la facilidad de uso en tiempos en los que el contacto táctil puede representar un riesgo para la salud, pero escanear con el móvil estos códigos impresos también puede ocasionar estafas o robos de datos. Como señala el profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) Jordi Serra, lo que hacen los códigos QR es dirigirnos a una URL y ahí es donde puede estar el problema.

“Hay que ser cuidadosos en su uso y desconfiar si no tenemos la certeza de que el QR lo ha generado el propietario del local o la entidad correspondiente”, advierte Serra, que también ofrece consejos para evitar este tipo de timos. El primero es el lugar donde se encuentran estos símbolos. “Hay que desconfiar por completo de los que están en lugares accesibles a todos, ya que los ciberdelincuentes pueden haber puesto un QR fácilmente”.

Por otra parte, debemos comprobar la superficie donde está impreso, para descartar que hayan pegado o colocado un papel con otro código encima. Y, por último, advierte, tenemos que configurar el móvil para que no abra la dirección del web o una aplicación directamente. El docente recuerda que se puede establecer que la cámara pregunte al usuario antes de abrir el contenido del código para poder ver la dirección. “Si vemos que la URL no es la correcta o que no es .es, por ejemplo, no debemos abrir el contenido”, recomienda.

Los datos avalan que bares y restaurantes son los lugares en los que se utilizan más estos códigos, con un 44% de los encuestados, mientras que en comercio lo hizo un 32 %. Aunque 7 de cada 10 ciudadanos consideran que estos códigos hacen la vida más fácil, la misma cantidad reconocen estar preocupados por la posibilidad de estafas. La privacidad es lo que más inquietud despierta a más de la mitad de las personas participantes en el estudio, aunque un 33% dice sentirse absolutamente seguro.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Brother