La digitalización impulsa la producción de libros impresos

  • Noticias y Actualidad

impresion libro

En su Día Internacional, el libro sigue muy vivo. El concepto es el mismo desde hace siglos, pero cada cierto tiempo se reinventa. Por ejemplo, las modernas soluciones de tecnología de impresión digital permiten sacar los libros en apenas 24 horas, evitando así la falta de stock en las librerías.

Hoy lo digital potencia lo impreso y nada mejor que el mundo editorial para ejemplificarlo. Prueba de ello es que los libros de papel resisten y repuntan con más fuerza cada año. Por ejemplo, el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España 2020 refleja que el libro es un bien considerado de primera necesidad para muchas personas. Esto se ha manifestado tanto en el incremento del índice de lectura, especialmente en la lectura frecuente (al menos semanal), como actividad de ocio, y en el tiempo dedicado a esta.

En concreto, los datos reflejan que, en 2020, el 68,8% de la población española leyó libros. De estos, un 64% lo hizo por ocio, en su tiempo libre. El 23,1% leyó por trabajo o estudios, porcentaje que cae con respecto a 2019 (27,5%). Si el porcentaje de lectores de libros ha crecido en 2020 también lo ha hecho el porcentaje de compradores. El 51,7% de la población compró un libro en este año, lo que representa 1,3 puntos más con respecto a 2019.

Actualmente, los libros digitales conviven con los tradicionales. No obstante, estos últimos también han vivido su propia revolución. En este sentido, las modernas impresoras digitales facilitan enormemente la labor a las editoriales, ya que pueden publicar casi bajo demanda. Esta agilidad en los procesos de producción favorece que los nuevos títulos lleguen al mercado mucho antes que en años anteriores. Además, los lectores pueden disfrutar de las obras literarias del momento sin que tengan que enfrentarse a no encontrar los títulos en las librerías.

Los editores tienen que sopesar cómo aprovechar las plataformas digitales y procesos para que los libros que generan sean más atractivos. Los modelos de producción digital facilitan tiradas ultra cortas y ediciones económicamente viables, lo que supone un nuevo flujo de ingresos gracias a las ventas con un alto margen. Desde ediciones limitadas y especiales con compra anticipada a contenidos más personalizados como ediciones especiales o diseñadas en exclusividad para un público determinado.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Brother