Crece la influencia de la sostenibilidad en el mercado de consumibles

  • Noticias y Actualidad

reciclaje Brother consumibles

El lento regreso de los trabajadores a las oficinas, junto con las altas tasas de inflación, las preocupaciones ambientales y los procesos de digitalización, están afectando al mercado de consumibles. Con su programa de reciclaje, Brother ayuda a reducir el impacto de estos productos sobre el medioambiente.

Según el Semiannual Consumables Tracker publicado por IDC, el valor total de los consumibles suministrados en la primera mitad de 2022 superó los 4.770 millones de dólares, lo que representa una disminución del 11,8 % con respecto al primer semestre de 2021.

La consultora atribuye este descenso a la aparente permanencia del trabajo híbrido y el lento regreso de los trabajadores a las oficinas, junto con la incertidumbre política y económica, las altas tasas de inflación y la creciente digitalización, pero también a las preocupaciones medioambientales y la sostenibilidad. Y es que cada vez más clientes quieren cumplir sus objetivos de sostenibilidad.

La clave para una impresión más sostenible es escoger un proveedor que facilite en toda medida posible el reciclaje y reutilización de consumibles usados. Es el caso de Brother, que, desde que iniciara su programa de reciclaje europeo en 2004, ha conseguido que 40 millones de cartuchos de tóner sean remanufacturados o reciclados en todo el mundo. "De los 40 millones de cartuchos que nuestros clientes han devuelto, el 86% han sido remanufacturados a través de nuestro proceso líder del mercado, algo que no suele ocurrir en el ámbito de la impresión", explica Craig McCubbin, director general de Brother Industries para Reino Unido y Eslovaquia.

Clientes de todo el mundo pueden devolver los cartuchos vacíos a uno de los cuatro centros de remanufacturación que tiene Brother en Gales, Eslovaquia, Estados Unidos o Asia. Cada cartucho se somete a un riguroso proceso de revisión, utilizando, si es necesario, componentes reutilizados o sustituidos, lo que significa que la mayoría de los cartuchos pueden ser remanufacturados y revendidos como nuevos manteniendo su calidad. Las piezas que no se pueden reutilizar son recicladas por Brother, por lo que se reducen los residuos que van a parar al vertedero.

"Nuestro esquema de recogida de residuos es sencilla: queremos reutilizar todo lo que podamos. En 2021, la huella de carbono de nuestros cartuchos de tóner remanufacturados fue un 33% menor que la de los nuevos. Al remanufacturar de la manera en que lo hacemos, ahorramos en todo el mundo alrededor de 5.300 toneladas de CO2 cada año, lo que equivale a retirar 1.150 coches de la carretera", añade McCubbin.

La compañía ha recibido una respuesta muy positiva de los clientes a su plan de reciclaje, pero no se conforma con quedarse ahí. En los próximos tres años tiene previsto aumentar el número de cartuchos remanufacturados. También está estudiando sus procesos de devolución de tinta y hardware, y tiene planes ambiciosos para garantizar que los clientes puedan hacer lo mismo con todos los productos Brother.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Brother