Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Ventajas de la personalización en identificación y etiquetado

  • Opinión

Brother etiqueta VC-500W

Las empresas demandan soluciones de impresión que van más allá de equipos multifunción convencionales. Y es que la impresión en pequeños formatos se ha convertido en una necesidad que crece para las empresas y éstas van más allá de las impresoras de tiques que se encuentran en los puntos de venta. La identificación de instalaciones y artículos cada vez cuenta con una mayor demanda de las empresas que necesitan que el canal de distribución haga lo que tan bien sabe hacer: apoyar y asesorar.

Y para muestra un botón. Según un estudio de Context, el segmento de “Impresoras de etiquetas, códigos de barras y tiques” es el de mayor crecimiento dentro de la impresión documental en Europa Occidental, con lo que esto supone.

¿Interesado en las soluciones de identificación y etiquetado? 

Puedes obtener más información en este enlace. 

Ofrecer información más clara y comprensible o personalizar productos y documentos son algunos de los motivos por los que una empresa opta por el etiquetado. No en vano, a través de estas soluciones se evitan las ambiguedades y se minimizan los errores, y, sobre todo, se incrementa la seguridad.

Entre las principales ventajas de la identificación se encuentran la organización, el orden y la información, ya que ofrece a los usuarios todo lo que necesitan saber sobre un producto y posibilita que lo diferencien de otros. ¿La principal ventaja? Se gana en eficiencia y se consigue agilizar los procesos de compra.

Además de distinguir, el etiquetado tiene como finalidad destacar y llamar la atención. De la mano del diseño, la creatividad y la tecnología, las etiquetas han dejado de ser manuscritos ilegibles para convertirse en identificadores llamativos y novedosos que toda empresa desea tener.

Aunque parezca que ésta es una tarea sencilla, es uno de los mayores retos a los que se enfrentan las empresas. Un correcto etiquetado proporciona una óptima visibilidad que conlleva una mejora de la productividad y transmite una imagen profesional e innovadora de la empresa.

Para crear una etiqueta de identificación, lo primero que se tiene que saber es para qué se va a utilizar, dónde se va a ubicar, cuánto tiempo va a ser utilizada y cómo de importante es la durabilidad del soporte. En este último punto se puede elegir entre una etiqueta permanente o una temporal. No es lo mismo una señalización de un cuadro eléctrico que una etiqueta de envío.

Si bien, la identificación supone una mejora interna en las empresas, muchas de ellas tienen unas necesidades específicas, ya que deben cumplir regulaciones conforme al sector o sectores en los que operen.

 

 

Beneficio del uso de etiquetas

En cuanto a los beneficios del uso de etiquetas, estos son varios. El primero es que se evitan errores, ya que tener la información importante a la vista nos permite localizar y distinguir de forma rápida lo que necesitamos, haciendo que desaparezcan algunos de los errores más habituales como son las confusiones en el uso de equipos instalados, el incumplimiento de políticas internas, de seguridad y prevención de riesgos laborales, o los errores en pruebas, acreditaciones y documentación. Además, algo tan simple como llamar a las cosas por su nombre tiene grandes beneficios. El etiquetado permite que la información llegue en el momento justo a las personas indicadas.

Como he mencionado con anterioridad, uno de los objetivos del etiquetado es ofrecer información. Son innumerables los ejemplos de datos que una etiqueta nos puede aportar, permitiéndonos tomar las decisiones correctas en el momento adecuado.

Ganar tiempo -los empleados podrán utilizar el tiempo que tardan en etiquetar de forma manual a temas de contenido y no de forma, dejando estos últimos en manos de la tecnología-; captar la atención de los compradores -por medio de las etiquetas, no solo se ameniza la experiencia del cliente, sino que se permite detectar oportunidades que de otra forma podrían pasar por alto-, y comunicar los mensajes adecuados -permiten dejar notas, avisos y comunicados. Nos habilitan y nos advierten. Nos generan pertenencia, nos describen un proceso y nos dan las claves de uso de un determinado equipo- son otras de las grandes ventajas del etiquetado. 

Además, también transmiten originalidad y autenticidad. No en vano, con las rotuladoras electrónicas podemos diseñar tantas etiquetas como queramos; jugando con colores, formas y tamaños que capten la atención y faciliten la localización de una determinada pieza en el momento indicado. Hoy en día, rotular ya no es una tarea tediosa y aburrida.

Equipo de Brother España

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.