Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Ventajas del pago por uso para una pyme

  • Noticias y Actualidad

pyme impresion

Frente a la compra de impresoras, el pago por uso puede aportarte grandes ventajas, especialmente si eres un negocio pequeño. Gracias a esta modalidad de compra, podrás hacerte con las impresoras adecuadas para tu negocio y tu volumen de impresión pagando una cantidad fija de dinero al mes, en cómodas cuotas.

Existe la creencia errónea de que el pago por uso es un servicio diseñado para grandes empresas con grandes volúmenes de impresión. Sin embargo, como señala Dúo Soluciones, después de hacer un análisis de sus necesidades de impresión, muchas pymes se han convencido de que el pago por uso también es ventajoso para ellas.

La principal ventaja es que no deben realizar un desembolso inicial, sino pagar una cuota mensual conforme a lo contratado. Una de las ventajas es que cada mes sabes lo que vas a gastar y no te vas a llevar ningún susto. Cuando compras una impresora o un equipo multifunción, puedes enfrentarte a averías imprevistas, pero si tienes las impresoras de tu empresa en pago por uso la cuota mensual incluye el mantenimiento, por lo que, ante cualquier incidencia o avería, el servicio técnico acudirá a resolverla rápidamente. Con el pago por uso pagas solo por lo que usas y, además, dispondrás de un seguro a todo riesgo que se hará cargo de los gastos en caso de robo o incendio.

Otra ventaja es que finalizado el plazo establecido podrás renovar tu impresora. Así, evitarás la obsolescencia tecnológica y siempre disfrutarás de equipos nuevos y con la última tecnología de impresión y seguridad, repercutiendo directamente en la productividad de tu empresa.

Por último, otra de las grandes ventajas del pago por uso son sus beneficios a nivel fiscal. Las impresoras no se contabilizan como inmovilizado de la empresa sino como un gasto y por eso la cuota que pagas es deducible en su totalidad. El IVA se soporta repartiendo los pagos en concepto de arrendamiento durante la duración del contrato y es devengado en su totalidad.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: Brother y HP.