Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Qué aportan a la impresión la conectividad Wifi y NFC

  • Noticias y Actualidad

HP impresion wifi

Una conexión WiFi elimina el requisito de los cables para integrar la impresora dentro de nuestra red, mientras que NFC funciona en distancias muy cortas, contribuyendo a la mejora de la seguridad. Ambas características se complementan a la perfección y están incluidas en las impresoras profesionales de HP.

Las impresoras no han sido ajenas al avance de las conexiones inalámbricas, un movimiento que se ha visto reforzado por la entrada de smartphones y tablets en el entorno profesional. El auge de dichos dispositivos y las crecientes necesidades de conexión sin cables ha llevado a HP a incorporar WiFi y NFC en sus principales soluciones de impresión, ¿pero sabes qué son y qué ventajas aportan?

Una conexión WiFi elimina el requisito de los cables para integrar la impresora dentro de nuestra red. La misma tendrá su propia señal inalámbrica y podrá ser identificada sin problema por los dispositivos que queramos conectar a ella, lo que facilita en gran medida la integración de la impresora en el entorno de trabajo. Así, si queremos colocarla por ejemplo en el centro de un departamento o sección podremos hacerlo sin trabajo, ya que su conectividad WiFi permitirá una implementación sencilla. Todos los ordenadores, tablets y smartphones podrán conectarse a ella en segundos y enviar trabajos de impresión directamente, sin cables.

Por otro lado, la conexión WiFi también es importante a la hora de aprovechar funciones avanzadas, especialmente la impresión móvil, que nos permite enviar trabajos de impresión directamente desde nuestro smartphone o tablet a la impresora.

Por su parte, la conectividad NFC es un complemento excelente de la conectividad WiFi, ya que a diferencia de aquella funciona en distancias muy cortas, con un alcance de aproximadamente unos 20 centímetros, mientras que el WiFi tiene un alcance de varios metros. Cuando recurrimos a esta conexión inalámbrica de corto alcance lo que hacemos es comunicar un dispositivo con otro, por ejemplo, la impresora con un smartphone, para llevar a cabo diferentes procesos, como por ejemplo la identificación de usuarios.

Es aquí precisamente donde podemos ver el principal valor que aporta esta característica al mundo de la impresión, la mejora de la seguridad. Con la tecnología NFC es posible vincular dispositivos concretos a una o varias impresoras, de manera que sólo puedan ser activadas por los usuarios de dichos dispositivos.

Como vemos ambas características se complementan a la perfección, y por ello HP las ha incluido en sus impresoras profesionales, soluciones que no sólo ofrecen rendimiento y un bajo coste por página, sino que además cuentan con un conjunto completo de funciones avanzadas.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de HP.