Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria gráfica en España, un sector muy atomizado con gran proyección

  • Noticias y Actualidad

impresion produccion

En los últimos años se ha producido un proceso de reestructuración y concentración del sector, que está formado por unas 15.600 empresas, la mayoría pymes y micropymes. El sector gráfico continúa en plena transformación y apuesta por crecer en valor con sus productos, sumando además a su negocio nuevas aplicaciones que van más allá del papel.

Según datos del INE, el sector gráfico en España está formado por 15.674 empresas que emplean a 93.000 personas y facturan algo más de 14.000 millones de euros. Se trata de un sector muy atomizado en el que predominan pymes y micropymes. En los últimos años se ha producido un proceso de reestructuración y concentración. Con el 22,3% del total de empresas, Cataluña lidera el sector de la industria y la comunicación gráfica en España, seguido de cerca por la Comunidad de Madrid, con el 21,9%; Andalucía, con un 11,2%; Comunidad Valenciana, con el 10,95%; País Vasco, con un 5,3%; y Galicia, con el 4,9%.

La crisis económica y el cambio tecnológico incidieron de lleno en la producción y el tamaño del sector gráfico. Desde 2016, el sector muestra un repunte en su facturación impulsada por las actividades relacionadas con la impresión de packaging y etiquetas, y una mejora en la demanda de catálogos e impresos publicitarios y de la industria editorial. Sin embargo, el sector gráfico continúa en plena transformación y apuesta por crecer en valor con sus productos, sumando además a su negocio nuevas aplicaciones que van más allá del papel para imprimir cualquier soporte o material de forma personalizada impulsando la comunicación gráfica y visual.

Según Graphispag, el sector goza de salud suficiente para empezar a cuidarse pensando en el futuro, y ello significa para los impresores convertirse asesores y consejeros de los clientes y estudiar sus necesidades para plantear soluciones que no siempre son las que ellos piden. Los mayores retos están en ser proactivos y poner en el centro del negocio al cliente para entender sus necesidades y poder cubrirlas.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: Brother y HP.

TAGS Impresión