Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cómo gestionar el ahorro energético de tu equipo de impresión

  • Noticias y Actualidad

impresion multifuncion

¿Te has parado a pensar cuánto consume tu equipo de impresión? Para sacar un mayor partido a tu equipo de impresión y ahorrar en la factura eléctrica es importante conocer y aplicar los modos de ahorro de energía con los que cuenta. Brother hace un repaso por ellos.

Independientemente de los que consumen los equipos de impresión, estos incorporan unos modos de ahorro de energía, cada uno de los cuales te permite aprovechar todo el rendimiento de tu equipo y sin gastar un kHw de más. Brother detalla cuáles son los más importantes de mayor a menor consumo:

--Lista. En este modo, el equipo tiene activas todas sus funcionalidades, lo cual quiere decir que el consumo de energía es mayor que en cualquiera de los otros modos, salvo que esté en funcionamiento.

--Standby. El equipo entra en este modo –no configurable por el usuario- cuando deja de utilizarse durante un periodo de tiempo, lo cual no quiere decir que esté apagado, aunque se comporte como si lo estuviera. Simplemente está en reposo, volviendo a activarse al pulsar una tecla del panel o al enviar un trabajo de impresión a la máquina. Los equipos de Brother solo consumen 0,2W en modo espera.

--Hibernación. Si el equipo sigue en modo Standby y no recibe tarea alguna durante cierto tiempo entrará en este modo. Su consumo de energía es menor que el anterior modo y la activación tiene lugar cuando el equipo recibe datos para imprimir o bien se pulsa una tecla del panel de control.

--Apagado. Como es lógico, si apagas la impresora todas sus funcionalidades dejan de operar, incluidas las de red y conectividad, lo que supone un ahorro total de energía. Sin embargo, se recomienda usarlo sólo si vas a estar mucho tiempo sin utilizar tu equipo, ya que reiniciarlo conlleva un consumo de tinta y tóner.

Para finalizar, si vas a imprimir varios documentos, es mejor que esperes a tenerlos todos preparados para así imprimiros a la vez. De esta manera evitarás que el equipo cambie de un modo a otro, con el consiguiente consumo de energía que ello supone.

Brother ha reducido el Consumo de Energía Típico (TEC) semanal al integrar en sus soluciones las especificaciones de la etiqueta medioambiental ENERGY STAR, logrando que así que el consumo semanal de sus equipos haya disminuido un 29% en los de color y un 10% en los monocromo, además de mejorar las funcionalidades y el rendimiento de los mismos.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.

TAGS Impresión