Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cómo reducir el desperdicio de papel en la impresión

  • Noticias y Actualidad

impresion papel reciclaje

Seguro que alrededor de tu organización se ven pilas de papel en los contenedores de reciclaje, y la mayoría son documentos que se dejaron en las bandejas de la impresora. Hay incontables escenarios que terminan en un documento impreso que se tira a la basura, pero hay formas de acabar con este desperdicio.

A veces las personas envían un trabajo de impresión, pero no lo recogen porque están ocupadas haciendo otra cosa y simplemente lo olvidan, o terminan imprimiendo un documento dos veces porque ven un error después de presionar el botón de imprimir. Puede que se hayan acercado a la impresora y se hayan dado cuenta de que su trabajo de impresión estaba atascado en algún punto intermedio; así que simplemente lo abandonan y lo intentan más tarde. También puede ocurrir que alguien envíe un trabajo de impresión a una impresora que no estaba disponible, y sale después de que la impresora vuelve a estar en línea, pero para entonces el usuario ya no está.

¿Qué tienen en común todos estos escenarios? El denominador común son los residuos de papel. En las grandes empresas globales, los trabajos de impresión no recogidos pueden dar lugar a cientos de miles de páginas que terminan en la basura cada año. Pero los residuos van más allá del coste del papel. Incluye el tóner, la electricidad y el ciclo de trabajo de los dispositivos de impresión que produjeron estos documentos. Además, ¿qué ocurre con el aspecto medioambiental o quizás el aspecto más importante de los documentos no reclamados: la seguridad de los datos? Uno puede imaginar que ciertos documentos impresos contienen datos confidenciales y se dejan al descubierto para que cualquiera los vea o incluso los tome.

Existe un software de impresión que puede evitar que se produzcan todos los escenarios mencionados anteriormente, y se llama impresión segura, una solución que sólo imprime cuando alguien está físicamente apostado frente a un dispositivo. Si se habilita la impresión segura, el empleado puede acercarse a cualquier dispositivo y obtener el documento que necesita. Si se da cuenta de que el dispositivo que querían no funciona, simplemente camina hacia el siguiente. Problema resuelto.

Al invertir en una solución de impresión segura, muchas organizaciones desean conocer sus ahorros, tanto en términos económicos como de árboles. Hay buenos programas disponibles que te dirán exactamente cuánto dinero y cuántos árboles ha ahorrado cada empleado y toda la organización.

Pero hay más opciones para reducir el consumo de papel y controlar los costes de impresión. Por ejemplo, piensa en establecer reglas para la impresión a doble cara. Una política de impresión es una forma instantánea de reducir el número de páginas impresas cuando la impresión a doble cara es la configuración estándar.

El desperdicio de papel puede parecer un problema bastante simple. Aceptable incluso. Pero especialmente en las grandes empresas, los costes se acumulan muy rápidamente. Dado que este problema se puede tratar tan fácilmente, no hay razón para permitir que siga siendo un problema.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: Brother y Canon.

TAGS Impresión