Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Para 2020, solo el 3,4% de todas las impresiones comerciales serán en digital

  • Noticias y Actualidad

Konica Minolta impresora industrial

El sector gráfico se adapta a una demanda que exige tiradas más cortas, digitalización, personalización y nuevos materiales, a la vez que vive un proceso de reconfiguración empresarial que apunta a la concentración. Pese a que la impresión digital acumula innovaciones, el offset sigue siendo el sistema predominante.

La impresión comercial es una disciplina versátil que abarca carteles, folletos, libros bajo demanda, posters, anuncios, etc., un sector en el que la irrupción de las tecnologías digitales lo han abierto a nuevas disciplinas como el diseño o la decoración. Se estima que la impresión digital representará el 17,4% de la industria en 2020.

En un momento en el que la tirada media por impresión ha bajado, el crecimiento de los pedidos de pequeño y mediano volumen hace que los ratios comerciales por cada trabajo realizado disminuyan, algo que obliga a las empresas a buscar nuevas oportunidades, y las nuevas tecnologías son un aliado para ello.

Si las actuales empresas dedicadas a la impresión comercial están cada vez más enfocadas al diseño es porque la impresión digital actual ha empatado en calidad al offset para formatos pequeños y medianos y por su capacidad de trabajar sobre todo tipo de soportes. En la mejora en los resultados de impresión ha jugado un papel fundamental el desarrollo de nuevas tintas luminiscentes o metalizadas.

La diferenciación manda a través de colores más llamativos y también de materiales diversificados. En este sentido, la impresión digital ya es capaz de trabajar sobre materiales que provienen de maderas, piedras, vidrios, y hay mucha demanda en plásticos, vinilos y PVC para la personalización de los diseños. El desarrollo de las tecnologías UV y H-UV permiten reproducir sobre superficies cada vez más diversas, lo que ha permitido la entrada y/o un mayor desarrollo la impresión en ámbitos como la decoración o el packaging.

Con todo, pese a que la impresión digital acumula innovaciones, el offset sigue siendo el sistema predominante en la especialidad de la impresión comercial. El 80% del valor se genera en offset, y si hablamos de volumen, para el año 2020 solo el 3,4% de todas las impresiones serán en digital. La razón es simple: el offset no tiene rival en grandes formatos y tiradas. También se sigue evolucionando la tecnología UV y h-UV, y se están desarrollando tintas funcionales, que aún no están tan evolucionadas como las que se encuentran en la serigrafía.

El offset sigue mandando en las grandes tiradas, pero también ha participado de la reconfiguración y concentración del sector. La producción de grandes pedidos quedará en mano de unas pocas empresas que puedan invertir en grandes equipos de producción. El offset mantendrá su peso en el sector, porque las grandes producciones dan mucho margen.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: BrotherCanon y LRS.

TAGS Impresión