El COVID-19 abre un futuro incierto para el mercado de impresión 3D (y II)

  • Noticias y Actualidad

impresora 3D industria

La mayoría de los proveedores de impresoras 3D mantienen una perspectiva negativa y anticipan que se recuperarán cuando el negocio se reinicie una vez que la pandemia disminuya. Si bien cada clase de impresoras atiende a diferentes usuarios, muchos mercados finales clave se ven afectados negativamente por cierres temporales.

Las previsiones de Context para 2020, basadas en la información disponible a partir del 23 de marzo, muestran que los fabricantes de impresoras 3D ahora están evaluando, diariamente, los impactos de una cadena de suministro interrumpida y una productividad humana desigual, tanto en su propia capacidad de producir hardware como en los mercados finales que ellos atienden.

Generalmente, los proveedores arrancan un nuevo año con una perspectiva alcista y ajustan sus perspectivas de ventas a lo largo del año. Sin embargo, este año, la mayoría ha comenzado con una perspectiva negativa y anticipando que se recuperarán cuando el negocio se retome una vez que la pandemia global disminuya.

Si bien cada clase de impresoras atiende a diferentes usuarios, muchos de los mercados finales clave, como el dental, el aeroespacial, el de productos de consumo, el de ortopedia y el de automoción, se ven afectados negativamente por los cierres temporales de empresas y la desaceleración.

Por el lado de la oferta, muchos componentes clave para la fabricación de impresoras provienen de China, la primera región afectada por la pandemia. Como resultado de la incertidumbre, los proveedores de hardware ahora piensan en términos de semanas y trimestres en lugar de años, y los pronósticos actuales muestran que los segmentos Industrial y de Diseño verán una disminución de las ventas del 4% entre 2019 y 2020, incluso teniendo en cuenta una recuperación en la segunda mitad del año.

En el segmento Industrial, que representó el 68% de los ingresos mundiales del mercado de impresoras 3D en 2019, teniendo en cuenta los vientos en contra negativos y los desafíos de la oferta y la demanda asociados con las reacciones globales al coronavirus, se espera ver una caída de solo el 2% en las ventas de impresoras en 2020 y se anticipa una recuperación progresiva por región, comenzando por el Este.

A medida que la pandemia se controla y las economías vuelven a la normalidad, existe un gran potencial para el mercado de impresoras 3D, ya que la capacidad de la tecnología para ayudar con las necesidades inmediatas de la comunidad médica ha demostrado sus capacidades altamente flexibles en todo el mundo. Las respuestas a la pandemia también demuestran que aprovechar la impresión 3D para la producción local, en lugar de depender de cadenas de suministro multinacionales complejas, tiene el potencial de ayudar a muchas compañías a mitigar el riesgo futuro, concluye Context.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: BrotherCanon y LRS

TAGS Impresión, 3D