Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Mitos que pueden encarecer tus costes de impresión (I)

  • Noticias y Actualidad

impresion oficina empleado

Pensar que comprar cartuchos en vez de tóner ahorra dinero, que tu impresora consume los mismos recursos cinco años después de su compra o que la impresora es segura sólo porque tu empresa es pequeña, son algunos falsos mitos que debes descartar si quieres mejorar tu presupuesto y productividad.

Hay muchos mitos en torno a la impresión comercial. Se trata de falsas creencias que repercuten negativamente tanto en los costos de impresión como en la productividad del negocio. He aquí cuatro de estos mitos:

La impresión no le cuesta tanto dinero a mi negocio

Muchos desconocen que la impresión tiene un impacto presupuestario significativo. Un empleado medio imprime 10.000 páginas por año, lo que representa un coste de aproximadamente 725%. Además, el 3% de los ingresos de una empresa se invierte en papel. Al mismo tiempo, el 90% de las oficinas carecen de una política de impresión formal y dos tercios no realizan un seguimiento de los gastos de impresión.

Incluso en una pequeña oficina de cinco a diez personas, los costes de impresión son elevados, y generalmente encabezan la lista de gastos justo detrás del alquiler, la nómina y el recibo de la luz para la mayoría de las pequeñas y medianas empresas.

La forma más fácil de administrar estos costes es crear una política de impresión que regule los documentos en color, promueva la impresión a doble cara y defienda los activos digitales para presentaciones o colaterales. Un programa de monitorización de impresión también puede ser muy útil para controlar los costes de impresión.

Si compro cartuchos de tinta en lugar de tóner, ahorraré más dinero

Los cartuchos de tinta son más baratos que los cartuchos de tóner, pero el tóner resulta más económico que la tinta a largo plazo. Sin embargo, la impresión por inyección de tinta es más versátil y superior para materiales gráficos, a menudo es más adecuada para oficinas pequeñas o domésticas. Es preciso saber qué es mejor para sus necesidades. No todo es en blanco y negro a menos que solo desee imprimir en blanco y negro, para lo que probablemente deberías optar por una impresora láser.

Mi impresora seguirá funcionando bien hasta el final

Las impresoras se desgastan con el tiempo. Se estima que si tu impresora tiene más de cinco años su consumo es aproximadamente un 50% mayor que un dispositivo más nuevo. Además, las impresoras con el certificado New Energy Star son de media el doble de competentes que los modelos estándar.

La vida media útil de una impresora de inyección de tinta es de tres años, mientras que las impresoras láser duran entre cinco y seis años. Si quieres conservar tu vieja máquina debes tener en cuenta que, dado que requiere más servicio con el tiempo, los costes medios de reparación son tres veces más caros que el precio de una impresora nueva.

Mi impresora es segura porque mi empresa es pequeña

Confías en que a los hackers les interese poco tu negocio, pero les importa, como a la mayoría de los delincuentes. Los ciberataques cuestan a las pequeñas y medianas empresas una media de más de 2,2 millones de dólares, mientras que el 63% de las empresas experimentan anualmente una o más brechas de datos relacionadas con la impresión. El número de ciberataques continúa aumentando. Por lo tanto, no es sorprendente que los propietarios de pequeñas y medianas empresas hayan invertido más tiempo y dinero en seguridad.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: BrotherCanon y LRS

 

TAGS Impresión