Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

¿Ha llegado el final de los dispositivos de impresión compartidos?

  • Noticias y Actualidad

Brother impresion oficina

Frente a la idea de que cada trabajador debe disponer de su propia impresora, las impresoras compartidas se han convertido en la solución ideal para cubrir las necesidades de impresión de grupos de trabajo y departamentos. Esto era así hasta la llegada de la pandemia, ya que entre las medidas para limitar su propagación está restringir el uso equipos compartidos.

A medida que los trabajadores de oficina se adapten a la nueva normalidad y las restricciones de cierre comienzan a levantarse, son muchas las dudas en torno al aspecto que tendrá la futura oficina. Las empresas deberán realizar cambios sustanciales en el lugar de trabajo para garantizar la salud y la seguridad de sus empleados, incluyendo distanciamientos sociales y cambios en los espacios comunitarios y de descanso. Entre las medidas para limitar la propagación de la infección, se recomienda limitar o restringir el uso de elementos de alto contacto y equipos compartidos, como impresoras.

¿Qué puede suponer esta medida? Podría implicar el fin del modelo de las impresoras compartidas, y el regreso al modelo de impresora individual, una idea que se había quedado totalmente obsoleta ya que resulta ineficiente por el alto coste que supone para cualquier empresa tanto por el precio de compra de cada dispositivo de impresión como por los gastos de mantenimiento.

Con las impresoras compartidas es posible, por ejemplo, utilizar una única máquina para cubrir las necesidades de un grupo de diez, quince o incluso treinta empleados. Aplicado a esos mismos ejemplos el modelo de impresora individual supondría adquirir varias soluciones diferentes, a las que habría que hacer además sus mantenimientos correspondientes, comprar los cartuchos de tinta o tóner que necesiten y gestionarlas y administrarlas para mantener un control mínimo. Así el modelo de una impresora para cada trabajador no es eficiente y puede suponer un gran lastre para cualquier empresa.

Es probable que muchas de las medidas que se implementarán en los próximos días y semanas para minimizar o incluso erradicar el uso de dispositivos compartidos no sean temporales. Puede haber una segunda ola de Covid-19 y casi seguramente futuras epidemias con las que lidiar.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.