Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Tres maneras de ahorrar dinero en tu oficina doméstica

  • Noticias y Actualidad

oficina soho

Si bien el trabajo remoto tiene sus ventajas, también puede tener un coste mayor para el trabajador. A medida que opera desde su propia casa, es posible que se dé cuenta de que está pagando más equipos y suministros de su bolsillo. Una manera de evitarlo es recurrir a un programa de servicios de impresión gestionada o de renting.

En respuesta a COVID-19, muchas empresas hicieron la transición al trabajo remoto. Ya se trabaje por cuenta propia, administres una fuerza laboral remota o seas un empleado que trabaja a distancia, tener el equipo adecuado y un espacio de trabajo dedicado en tu hogar es crucial para su éxito.

Una oficina en casa no tiene por qué representar un gras coste. Afortunadamente, hay varias formas de reducir costes sin afectar a tu capacidad para trabajar:

--Ahorra en equipos. Si administras un negocio desde casa, tener el equipo adecuado es esencial para la productividad y trabajar a la misma capacidad que lo harías en la oficina. Si necesitas un equipo de impresión, podrías ahorrar cientos o incluso miles de euros con un programa de servicios de impresión gestionada que incluye el suministro del equipo, su mantenimiento y su reparación pagando un coste mensual. Tómate el tiempo para comparar precios, de modo que puedas asegurarte de no pagar más de lo necesario.

--Financia tus bienes no negociables. Algunos gastos importantes son inevitables, especialmente si trabajas a distancia o dependes de la tecnología para realizar tu trabajo de manera efectiva. Si bien estos pueden resultar elevados, todavía hay formas de reducir tus costes de una manera financieramente responsable. En el caso de las impresoras, el renting es la opción de financiación idónea para toda clase de compañías, especialmente para las pymes, ya que esta clase de equipos pueden llegar a significar un desembolso elevado. Con el renting, la empresa optimiza su gestión, usando el dinero que supondría el gasto inicial en otras cuestiones que le son más necesarias.

--Compra al por mayor. Muchos minoristas ofrecen descuentos cuando los clientes compran al por mayor. Si anticipas tener que utilizar muchos suministros mientras estás en casa, puedes considerar abastecerte de artículos esenciales. Esto no solo te dará la conveniencia de tener estos artículos a mano, sino que también podrías ahorrar al hacer pedidos en cantidades mayores. Antes de comprar suministros, determina si tiene sentido comprar ciertos artículos al por mayor. Por ejemplo, si bien es posible que debas rellenar con frecuencia el papel de la impresora, es posible que no tenga sentido comprar artículos perecederos como cartuchos de impresora a granel, ya que estos pueden caducar. En su lugar, es posible que desees considerar la posibilidad de automatizar la entrega.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: Brother y LRS