Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Características de una buena impresora de producción

  • Noticias y Actualidad

packaging digital impresion

Imprentas, agencias de marketing y profesionales de este tipo requieren una impresora de producción que se ajuste a sus requisitos. Una impresora industrial debe caracterizarse sobre todo por dos factores: proporcionar una calidad de imagen excelente y hacerlo a unas velocidades de impresión extraordinarias.

El mundo actual exige a todas las empresas una alta capacidad de reacción, velocidad y adaptación a las necesidades del mercado. Se trata de un mercado que cada vez es más cambiante, y que en sectores como el de la impresión requiere contar con equipos de calidad y de máximo nivel.

Una impresora industrial debe caracterizarse sobre todo por dos factores: proporcionar una calidad de imagen excelente y hacerlo a unas velocidades de impresión extraordinarias. Se necesita equipos que permitan la impresión en gran volumen con distintos acabados, tamaños y gramajes para imprentas, empresas reprográficas o departamentos de marketing, cuyas necesidades vas más allá de únicamente una impresión de calidad.

Una impresora de producción debe pues ajustarse a los requisitos de la impresión industrial, he aquí algunos de ellos:

- Profesionales: Un negocio dedicado a la impresión no puede permitirse entregar trabajos de mala calidad, con colores poco nítidos, retrasos en las entregas o acabados poco profesionales. Las impresoras de producción se caracterizan por su fiabilidad, gracias a sus componentes más duraderos y mecanismos de precisión.

- Rentables​: Incluso en trabajos con tiradas cortas, el ajuste de los costes permite mejorar la rentabilidad. La flexibilidad de las impresoras de producción facilita el cambio de tareas y acabados, optimizando tanto el tiempo como los recursos. Un ahorro considerable que ayuda a proporcionar trabajos de gran calidad, mejorando la percepción de la empresa.

- Reducción de errores​: Al tener bajo control la impresión en todo momento, la impresora de producción permite hacer modificaciones hasta el último minuto, pudiendo hacer pruebas de impresión cambios de última hora en documentos, packaging y cualquier otro trabajo que se mande a la cola.

- Todo tipo de acabados​: Encuadernaciones en rústica con o sin lomo, grapado, anillado, perforado para archivo, plegado o corte. Todo de forma automatizada y sin apenas la acción de un operario. Se adapta a la perfección a todos los requisitos que pueda tener una publicación, facilitando la optimización de presupuestos.

- Gran facilidad de uso​: Todos los parámetros de configuración (tamaños, gramaje, tipos de papel, etc.), debe poderse controlar con unos cuantos clics. El operario de la impresora puede tomar el control de determinadas unidades, o automatizarlas para desarrollar otras tareas mientras se está imprimiendo, todo de un modo muy sencillo.

- Versatilidad​: Las impresoras de producción permiten varias bandejas de papel para mejorar la productividad y optimizar los tiempos de trabajo. Se puede imprimir sin parar tan solo manteniendo alimentadas las bandejas, y cambiando de tarea con solo pulsar un botón.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: Brother y LRS

TAGS Impresión