El mercado de servicios gestionados de impresión se reinventa (I)

  • Noticias y Actualidad

Brother servicios MPS

Frente a la impresión convencional o transaccional, la demanda de servicios gestionados de impresión (MPS) ha ido aumentando en los últimos años. Según un informe de Quocirca, a finales de 2019, el 79% de las organizaciones anticipaba un aumento del gasto en MPS en los siguientes 12 meses, lo que ha hecho que la oferta disponible haya ido creciendo.

La forma de imprimir está cambiando de manera radical. El mercado y la sociedad avanza hacia la digitalización de sus procesos, y, por tanto, todos los servicios y soluciones deben estar enfocados a dar respuesta a las nuevas exigencias. En este sentido, se acuerdo con el informe Managed Print Services Landscape de Quocirca, alrededor del 50% de las organizaciones afirmaba que la impresión sigue siendo muy importante para su negocio, y el 37% aseguraba que los servicios gestionados de impresión (MPS) son claves para la transformación digital. De hecho, 8 de cada 10 empresas planeaba aumentar su gasto en MPS.

Pese a que la crisis provocada por el COVID-19 cambió el guion previsto para este año, Jorge Álvarez, director general de TPS, cree que “la evolución de este mercado será claramente al alza en 2021 y en años sucesivos”. Para Álvarez, “las empresas van a preferir contratar servicios cuyo impacto económico inicial es menor que una compra transaccional. También las soluciones de software tendrán mayor importancia y jugarán un papel clave. Las empresas querrán evolucionar hacia plataformas en la nube, sistemas de impresión seguros y agilizar la transformación digital y mejorar la movilidad”.

La disrupción del COVID-19

Es obvio que la situación provocada por el COVID-19 es complicada para todos, y los servicios de impresión se han resentido en la medida en que muchas oficinas están vacías porque sus empleados teletrabajan. Así, la tendencia que hasta el momento parecía clara de una transición de un modelo transaccional a uno contractual se ha frenado en seco, especialmente durante el confinamiento. De hecho, según una reciente encuesta de Quocirca sobre el estado del canal en 2020, para la que investigó las actitudes de organizaciones de canal que venden servicios de impresión gestionados, el 45% informa que los volúmenes de impresión de los clientes han disminuido, y la mitad notifica que sus ingresos han descendido.

“El mercado de servicios de impresión gestionados ha sido uno de los más afectados por la pandemia actual. Las previsiones de finales de 2019 y los primeros meses del 2020 se vieron truncadas, de forma drástica a finales de marzo y durante todo el segundo trimestre”, reconoce Rosario de Pedro, Head of Division de Ingram Micro España, añadiendo que “a medida que los diferentes sectores han vuelto a su actividad en la nueva normalidad, los volúmenes de impresión en oficina empiezan a experimentar signos de recuperación, aunque seguramente el global del año será de decrecimiento respecto al año anterior”.

En cambio, José Ramón Sanz, responsable de Marketing de Producto en Brother Iberia, se muestra algo más optimista. “Una vez finalizado el Estado de Alarma en el mes de junio, la recuperación de los volúmenes de impresión fue en forma de V, y se alcanzaron niveles de recuperación del 90% en junio y julio, e incluso en agosto fueron mayores que en el mismo mes del año pasado. En este momento, la incertidumbre de la segunda ola está llevando a las empresas a reorganizarse, por lo que es pronto para decir cuándo volveremos a niveles normales de actividad”, explica Sanz, que espera una pronta recuperación de la confianza empresarial y empezar a ver más normalidad a partir del segundo o el tercer trimestre de 2021.

El cierre de las oficinas perdura hasta la actualidad en muchos casos y, aunque ha habido una notable recuperación en los últimos tres meses, aún no se han alcanzado los niveles de impresión anteriores a la pandemia. Con todo, las necesidades de impresión siguen existiendo, y el auge del teletrabajo ha desplazado en muchos casos la impresión de páginas de las oficinas a los hogares. Como señala Sergio Martín, Business Unit Manager Printing & Office Products Esprinet Ibérica, “hemos visto un incremento exponencial en la demanda de productos de consumo, en su mayoría transaccional, pero nos consta un aumento muy importante en programas de pago por uso para hogares”.

La coyuntura actual también posibilita que las empresas puedan beneficiarse de este tipo de servicios, dado que las oficinas requieren de equipos más pequeños y próximos a las personas, buscando evitar aglomeraciones de trabajadores en un mismo lugar, como en un córner de impresión. Esto ha generado que haya una mayor oferta de equipos y contratos MPS adaptados a estas necesidades.

“Bajo mi punto de vista, el mercado se servicios de impresión se recuperará en cuanto la pandemia permita volver a la normalidad. Sí que es cierto que el teletrabajo ha venido para quedarse, y esto puede implicar una ligera caída en el volumen de impresión, pero también generará un nuevo nicho de negocio aún sin explorar: la oficina en casa, que es un vertical con mucho potencial”, afirma Jorge Álvarez, de TPS.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Brother