Pautas para adquirir una impresora para tu centro educativo

  • Noticias y Actualidad

educacion estudiantes

Pese al auge de la educación a distancia debido a la pandemia, escuelas, institutos y universidades necesitan realizar un gran número de impresiones cada día, tanto para sus alumnos como para su trabajo diario. Esto hace que la decisión de qué equipo de impresión adquirir no se deba tomar a la ligera.

Elegir una impresora inadecuada para un centro educativo puede llegar acarrear graves problemas de funcionamiento. Hay cinco claves a tener en cuenta a la hora de adquirir un equipo:

-- Volumen de impresión del Centro. Estima la cantidad de impresiones que se realizan en el Centro. Para ello, consulta las realizadas en los últimos 12 meses, y saca una media de impresiones por mes. Para tu nueva impresora, debes tener en cuenta un volumen mensual un poco por encima de la cifra que has calculado.

--Funciones de acabado. Las impresoras para centros educativos son de alto volumen, y por tanto incorporan una gran variedad de funciones que pueden ser interesantes, incluyendo opciones de acabado como el grapar u ordenar los documentos impresos de forma automática. También podréis crear perfiles de usuario para restringir el uso del color, o utilizar elementos de autenticación de usuario para no acumular un sinfín de documentos impresos en la bandeja de salida.

--Servicio técnico. Tener la confianza de que la adquisición tu equipo de impresión va acompañada de un servicio técnico de calidad, es clave. Asegúrate de que la empresa con la que realices la contratación tiene un servicio técnico rápido y eficaz, para que resuelva cualquier problema con rapidez y profesionalidad. De esta forma, en caso de haber alguna avería, no se verá repercutido en el trabajo habitual del Centro.

--Opciones de adquisición. No todos los centros educativos tienen el presupuesto necesario para la adquisición de una impresora de alta producción en propiedad. La compra en estos casos es recomendable para equipos pequeños destinados a un departamento concreto, con un uso más reducido y unas necesidades de mantenimiento más sencillas. Para equipos profesionales de gran volumen es recomendable el renting o el pago por uso, disponibles a través de la contratación de servicios gestionados de impresión.

--Revisión de los contratos. Hay una gran variedad de modelos de contratación que se adaptan a las necesidades de cada centro. Para que no haya sorpresas desagradables, se recomienda leer con detenimiento los plazos, las cuotas y los derechos del centro una vez finalice el contrato. En muchas ocasiones parece que al finalizar el renting la máquina pasa a ser propiedad del centro, ya que se trata de una compra a plazos, pero luego resulta no ser así. Pide transparencia y pregunta todas las dudas que tengas antes de tomar una decisión.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Brother