¿Qué tendencias de impresión dominarán el ámbito doméstico? (y II)

  • Noticias y Actualidad

Brother impresora hogar

Si bien algunos empleados parecen ser conscientes de los posibles riesgos de seguridad asociados con la impresión doméstica, muchos no lo son. Solo alrededor de la mitad están preocupados por la seguridad cuando usan su impresora. La mayoría esperan imprimir lo mismo o menos que antes de la Pandemia al regresar a la oficina.

El informe Home Printing Trends 2021 de Quocirca destaca las tendencias clave en la impresión y las tecnologías digitales en el entorno doméstico, lo que los trabajadores a domicilio buscan en una impresora de oficina en el hogar y cómo la impresión respalda su productividad. También analiza los desafíos y oportunidades para los proveedores de impresión a medida que avanzamos hacia una nueva era de trabajo híbrido.

La mayoría de los encuestados tiene acceso a una impresora doméstica, y solo el 10% indica que su jefe les ha proporcionado una impresora. La mayoría de los encuestados tiene una impresora en casa (86%), y el 54% afirma tenerla antes de la crisis del COVID-19, mientras que el 42% han realizado actualizaciones en su impresora. El 38% de los que tienen impresoras caseras afirman que han cubierto los costes de impresión ellos mismos, y el 40% dice que pueden reclamar algunos o todos los gastos de consumibles. En general, solo el 17% informa que su jefe le ha proporcionado una impresora para fines laborales.

La compra de impresoras sin el conocimiento de las empresas está creando vulnerabilidades de seguridad. Si bien algunos empleados parecen ser conscientes de los posibles riesgos de seguridad asociados con la impresión doméstica, muchos no lo son. Solo el 51% están preocupados por la seguridad cuando usan su impresora doméstica. Más preocupante es el hecho de que solo el 46% de los empresarios están capacitando a sus empleados sobre los riesgos potenciales y cómo mantener el cumplimiento de la protección de datos, y el 34% está monitorizando documentos o proporcionando pautas sobre la eliminación de documentos confidenciales. Esta brecha y la falta de concienciación dejan una puerta abierta a posibles amenazas a la seguridad, lo que es particularmente preocupante dado que el trabajo en el hogar se mantendrá para muchas organizaciones.

Por otra parte, la mayoría de los trabajadores reconocen que les faltan las funcionalidades de la impresora de oficina. Los tres grandes beneficios de una impresora de oficina que los que trabajan desde casa echan de menos son la velocidad de impresión (57%), el no ser responsables del mantenimiento (47%) y poder imprimir gratis (46%). Al considerar la compra de una impresora doméstica, el 46% de los encuestados se muestran preocupados por los costes de funcionamiento de la impresora, por lo que es más probable que prefieran opciones que sean fiables (43%) y fáciles de mantener (42%).

Finalmente, la mayoría de los encuestados espera imprimir lo mismo o menos que antes del COVID-19 al regresar a la oficina. En general, a su regreso a la oficina, el 31% de los encuestados espera imprimir menos que antes de la pandemia, el 38% espera imprimir la misma cantidad, y poco menos de una cuarta parte (24%) dice que imprimirá más.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Brother