Vivir en la oficina plantea desafíos para las empresas

  • Noticias y Actualidad

empleado hogar

Durante años, la tecnología ha transformado nuestras relaciones con el trabajo, los horarios laborales y los espacios de trabajo. Este cambio se ha acelerado aún más en 2020, obligando a las empresas a replantearse la relación con los empleados y sus experiencias. Abundan las oportunidades de innovación, y no sólo en el ámbito de la tecnología

Para un buen número de personas, trabajar en casa se ha convertido en sinónimo de vivir en el trabajo. Eso está teniendo enormes consecuencias para la relación entre empresa y empleado. Por ejemplo, hasta ahora todos dábamos por supuesto que la empresa asumiría el coste de muchas de las cosas que necesitamos para trabajar. Ahora que trabajamos en casa, muchos de nosotros tenemos que hacer frente a esos costes.

Mientras tanto, los servicios que facilitan la colaboración remota han experimentado un fuerte aumento en el número de usuarios. La oficina no ha desaparecido como lugar de trabajo, pero ahora las organizaciones estudian distintas opciones. Cabe suponer que en el futuro no habrá una solución única para todos los casos, sino que es posible que la experiencia del empleado sea distinta en cada organización. Según una encuesta global de Accenture, tres de cada cuatro trabajadores preferirían que la nueva normalidad incluyera una combinación (al 50 %, a ser posible) de oficina y teletrabajo.

Trabajar desde casa conlleva características y desafíos nuevos que las empresas deberán ayudar a enfrentar. De acuerdo con Accenture, las empresas tienen la oportunidad de innovar en cuatro áreas principales:

--Tecnología: Muchas organizaciones que habían avanzado mucho en su transformación digital ya la han completado. Pronto se generalizará el uso de hardware y software que revolucionan la experiencia del teletrabajo y la colaboración en equipo, por lo que las empresas que antes inviertan en esas tecnologías conseguirán una ventaja competitiva.

--Cultura: Las empresas necesitan fomentar una cultura corporativa especialmente adaptada a equipos virtuales. Pero deben ser conscientes de que no podrán controlar muchas de las variables que definen la cultura, por lo que la comunicación será muy importante para que nadie se sienta aislado.

--Talento: Existen oportunidades de innovar en la valoración y remuneración del talento. Los niveles salariales por ubicación tendrán que ser revisados, mientras que el teletrabajo permitirá a las empresas lanzar sus redes más lejos que antes para encontrar nuevos talentos.

--Control: Comprobar que los empleados realizan su trabajo en casa está resultando cada vez más difícil para las empresas, ya que pone sobre la mesa la cuestión del control. Por ejemplo, garantizar la ciberseguridad de los empleados que trabajan en casa es fundamental, pero plantea problemas de privacidad.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Brother