El modelo educativo híbrido impulsa la adopción de impresoras

  • Noticias y Actualidad

estudiante

Los alumnos se han dado cuenta de los beneficios que ofrece la formación a distancia, entre los que destacan la flexibilidad, la conveniencia, la comodidad y la mayor facilidad para conciliar; y esto es algo que se valora cada vez más. La impresora es una herramienta imprescindible para estudiantes, que deben poder Imprimir, escanear y fotocopiar.

Tras un año desde la llegada de la pandemia, alumnos, docentes y centros educativos se han ido adaptando poco a poco para hacer frente a la “nueva normalidad”, que ha revolucionado el ámbito de la formación y la educación. Y es que, si durante el período de confinamiento estricto, la modalidad a distancia fue la clave para poder seguir con el desarrollo normal de los cursos formativos, ahora es el modelo híbrido el que protagoniza el sistema educativo.

En el panorama actual, son muchos los alumnos y centros que se han dado cuenta de los beneficios que ofrece la formación a distancia y el modelo híbrido, entre los que destacan la flexibilidad, la conveniencia o la comodidad de poder seguir las clases desde cualquier lugar y momento con una experiencia igual o incluso más enriquecida que la formación presencial, algo que facilita, sobre todo a los profesionales activos, el poder conciliar y compaginar estudio y trabajo. Pero para aprovechar al máximo la formación que se realiza a distancia es clave poder contar con las herramientas tecnológicas necesarias.

Una de estas herramientas es la impresora, una herramienta imprescindible para la mayoría de las personas, sobre todo para estudiantes. Imprimir, escanear y fotocopiar son las funciones necesarias que debe cumplir una impresora para un estudiante, por lo que la impresora multifunción es una de las más recomendables. Mediante una impresora que cumpla todas estas funciones evitaremos que el estudiante tenga que llevar los documentos a una copistería o acudir a la copistería para imprimir documentos. Además, son impresoras muy rentables y con un funcionamiento muy simple.

En cuanto a la calidad de impresión, lo más recomendable es buscar una impresora que imprima con al menos 4.800 puntos por pulgada, para obtener unos resultados de impresión correctos. También es muy recomendable optar por una impresora que imprima a color también. En cuanto a la calidad del escáner, normalmente el uso doméstico no requiere una calidad muy excepcional, por lo que, con 2.400 puntos por pulgada será suficiente.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Brother